Las calles de Caracas, capital de Venezuela, están siendo invadidas por gusanos, moscas, roedores y malos olores, motivado a la gran cantidad de basura que se observa acumulada en las calles, ya que las autoridades de la alcaldía del municipio Libertador, encabezada por la dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Erika Faría, no están cumpliendo con el servicio de aseo urbano, que por ley es responsables.

Supra, empresa encargada de la limpieza de la ciudad, en su página web señala que su misión principal es “realizar el servicio de aseo urbano, con la recolección de residuos sólidos, barrido, limpieza y lavado de áreas públicas”, pero la realidad es que no cumplen con ninguno de estos objetivos, como así lo señalan los usuarios, quienes además se quejan de los altos costos que deben pagar, por un servicio que no reciben.

Los vecinos de las 22 parroquias capitalinas se quejan de este mismo problema, informan que en cada esquina se observan los montones de basura, descompuesta, que se convierten en foco de contaminación. Aseguran que la mayoría de los contenedores para colocar la basura, fueron retirados de las calles y que ahora hay montañas de basura por cualquier parte.

Los vecinos de las residencias Féxin, en la parroquia San Juan, hace una semana se vieron invadidos por gusanos, productos de las montañas de basura que acumuló en una esquina, cerca de los edificios.

“Era increíble los gusanos formaron una alfombra en toda la acera, los vecinos tuvimos que colocarle gasolina, cloro y kerosén, para poder combatirlos. Llamamos a los representantes de Supra, alertamos a las autoridades sanitarias de este problema”, señaló uno de los vecinos.

Indicaron que este mismo problema se puede observar en otras residencias ubicadas en la avenida San Martín, en donde no existe ningún contenedor de basura y los desperdicios se colocan en cualquier lugar de la calle.

“Además que no recogen la basura, hemos observado cómo han aumentado el número de personas, entre ellos muchos niños y familias enteras, que buscan entre los desperdicios cualquier cosa para comer, que rompen las bolsas y riegan los desperdicios por todas partes”, señaló Oscar Parada, un vecino de la zona.

Flora Aldana, viven en zona de Alta Vista en Catia, parroquia Sucre, señala que allí las aceras se encuentran invadidas por montones de basura “tienen semanas que no vienen a recoger la basura, los malos olores son insoportables. Las moscas invaden las casas. Nos preguntamos en donde se encuentra la señora alcaldesa Erika Farías, que como todos los políticos solo visita las comunidades en las épocas de elecciones. Caracas le quedó grande”. dijo la molesta vecina.

Los habitantes del sector Los Magallanes de Catia, señalan que en la avenida principal las montañas son impresionantes “hemos llamado a la empresa Supra, nos dicen que tienen algunos problemas para la recolección, entre ellos camiones paralizados por falta de repuestos, otras veces nos dicen que por falta de pago los obreros tienen conflictos laborales, lo cierto es que Caracas, es un gran chiquero”, señaló Fabricio Delgado, vecino de la zona.

En la entrada del barrio La Silsa, también ubicado en Catia, ya es costumbre observar las montañas de basura, rodeada por las nubes de moscas “al lado del enorme basurero, se encuentra la escuela Fe y Alegría, la mayoría de los pequeños se ven obligados a pasar diariamente por este mugriento lugar, soportando los malos olores”, señaló Luis Burgos, vecino de la zona.

Ver más en: El Estimulo

Comments

Dejar una respuesta