“¡Se acabó lo que se daba!”. La crisis venezolana abarcó y consumió todo lo que un ciudadano , con esfuerzo podía comprar sin problema. La comida, el vestir y hasta salir a disfrutar quedaron olvidados, y es que el poder adquisitivo se esfumó y la inflación se mantiene ocasionando estragos.

Resultado de imagen para LICORERIAS EN VENEZUELA

Si para estas grises navidades pensaban que lo mejor era “medianamente” pasar la situación con uno que otro trago. Los precios te darán aún más ganas de llorar. Pues entre vacíos de cerveza o individual, el bolsillo criollo sufre y sufrirá “toda la época decembrina”.

En la ciudad de Caracas el vacío de cervezas alcanzó los Bs. 150.000 y Bs. 180.000 (dependiendo del local). Mientras que una sola cerveza se adquiere desde Bs. 4.000 hasta los Bs. 8.000. Si se quiere un trago de alguna botella en especial como Ron o Anís Cartujo, pues tendrá que disponer al menos unos Bs. 200.000  y hasta Bs. 300.000

Una y si acaso…

“Ya no podemos comprar botellas porque están muy caras. Ahora solo nos alcanza para una cervecita, de vez en cuando”, aseguró un comprador. Tal parece que los consumidores lamentablemente ya no compran por gustos “sino por precios”.

Un encargado de un local que expende licores, aseveró que los ciudadanos están llevando “lo que les alcanza” más no lo que solían beber. “Algunos clientes vienen con una cantidad de dinero y me preguntan qué pueden comprar con eso”, señaló el vendedor.

A punta de agua

Las bebidas como el vodka, de marcas no muy reconocidas se ubica en 89.900 bolívares, mientras que una de marca se puede conseguir hasta en Bs. 1.000.000

“Una botella de Buchanan’s, 18 años, cuesta 12 millones de bolívares ¿quien va a comprar eso a ese precio? solo el que tiene el dinero para gastar en una botella”, expuso un comprador.  Consumidores sostienen que será cada vez más complicado comprar alcohol para compartir en reuniones y celebraciones.

Si lo que se quiere es brindar para navidad, vaya olvidando el espumante semiseco, pues su valor oscila los Bs. 900.000. Mientras que un vino espumante de manzana, tiene un precio de 112.000 bolívares. Y ni hablar del famoso ponche crema que ronda ya los Bs. 300.000. Para estas navidades, los venezolanos estarían sorteando si beber algún refresco o agua, porque para la bebida ¡no alcanza!

VAD

Comments

Dejar una respuesta