La empresa Coca-Cola aseguró que del lote de refrescos en los que se detectó “desechos humanos” en Irlanda ninguna lata fue vendida.

El material fue descubierto en un cargamento que llegó a las instalaciones de la empresa en Knockmore Hill, Lisbum.

“Fue absolutamente horrible, y las máquinas tuvieron que ser apagadas por, aproximadamente, 15 horas para ser limpiadas”, dijo una fuente al medio Irish Independent.

El producto vino de un lugar no especificado de donde normalmente no se recibe la bebida.

“Es inusual porque normalmente las latas vienen de Reino Unido, pero esta vez, aparentemente, llegaron de Alemania”, indicó la fuente.

La persona que habló con el periódico dijo que rumores apuntaban a que inmigrantes usaron el artículo como sanitario en su camino a Europa. Esta información, sin embargo, no ha sido confirmada.

La empresa de gaseosas indicó, por su parte,  que “el problema fue identificado inmediatamente a través de nuestros procedimientos de calidad y todos los productos de la producción afectada fue retirado y no será vendido”.

El Servicio Policial de Irlanda del Norte mantiene abierta una investigación sobre el contenido contaminado; aunque, al momento, no tienen nueva información al respecto.

LAOPINION.COM

Comments

Dejar una respuesta