Reuters informó este viernes que unas 150 multinacionales que permanecen en el país han minimizado su presencia ante el deterioro económico.

La agencia de noticias reveló que, para salir a flote, estas empresas “han reducido sus portafolios o se enfocan en presentaciones más baratas y fáciles de fabricar operando en modo de supervivencia”, según informaron sindicatos, gremios y portavoces de las firmas.

Salir del país no es una opción para muchas marcas.

“Huir de Venezuela implicaría tener que rematar los bienes o dejarlos abandonados, como hicieron grandes empresas como Clorox o Kimberly-Clark, algo especialmente doloroso para marcas que durante décadas construyeron su presencia en el mercado”, recalcó la agencia.

La crisis económica no solo afecta la economía de las empresas, sino también a los trabajadores, quienes cobran cerca de 20% de lo que ganaban y no producen bonos u horas extras.

“Según los últimos datos oficiales disponibles, hasta abril del 2016, la mitad de la población activa estaba desempleada o trabajaba de manera informal en oficios como el de taxista o como cuentapropistas”, informó la agencia.

ELNACIONAL

Comments

Dejar una respuesta