La queja de los pasajeros es diaria y a toda hora. “Los choferes cobran lo que les da la gana”. La letanía siempre es acompañada por una pregunta constante, ¿dónde está la Alcaldía y los fiscales del  Instituto Municipal de Transporte Colectivo y Urbano de Pasajeros de Maracaibo (IMTCUMA)?

Alberto Hernández, presidente del IMTCUMA, conversó vía telefónica con La Verdad, para aclarar a los usuarios algunas interrogantes sobre el trabajo que realizan para sancionar a los conductores que especulan con la actual tarifa del pasaje.

El funcionario aclaró primero que, hasta la fecha, el pasaje vigente fue aprobado a principios de año. “La tarifa del pasaje es de dos mil 500 corto y tres mil bolívares el largo, precio aprobado por el alcalde Willy Casanova, en febrero”.

Hernández aclaró que en la actualidad se discute un aumento del pasaje para principios de junio, del cual aún no se ha determinado el porcentaje exacto.

“El alcalde tiene toda la disposición para evaluar las propuestas presentadas por los transportistas y que todos aquellos que presten servicio deben hacerlo bajo lo establecido en el aviso oficial, el cual debe estar colocado en una parte visible de cada unidad”, recordó el directivo de la paramunicipal.

Afectados 

Según la sabiduría popular, una cosa es lo que se dice y otra cosa es lo que se hace. En la mayoría de los casos los prestadores de servicio no muestran la actual tarifa en ningún lugar visible. Además, las personas denuncian cobros que oscilan entre los cinco mil y los 20 mil, según la ruta y el recorrido.

El presidente de la paramunicipal explicó que los fiscales tienen potestad de sancionar a los choferes que cometan las infracciones. “Más de 70 unidades fueron retenidas en nuestros operativos por aumento indebido del pasaje y por no querer llevar a los pasajeros a su destino”.

Los pasajeros se movilizan en carros no registrados en el IMTCUMA, conocidos como “piratas”, lo que tomaron el lugar del transporte público formal en la capital zuliana y “cobran hasta 20 veces más del pasaje oficial”, pero por no poseer registro en el ente no escapan de la sanción. 

Ante la escasez de vehículos por la falta de insumos y repuestos que denuncia el Directorio Único de Transporte del Estado Zulia desde el año pasado, la retención de los vehículos parece algo contradictorio. “No es lo debido, pero tampoco vamos a sinvergüencear a aquellos choferes que quieran cobrar 10 veces por encima del pasaje permitido, estén o no registrados en el instituto”.

Enterados 

Las largas colas de usuarios, debido a la escasez de unidades, se evidencian en la ciudad. Julio Castillo, fiscal de la ruta Veritas, expuso que más de 300 carros abandonaron la ruta a consecuencia de los altos costos de los repuestos. “Los choferes se ven obligados a vender sus carros por chatarra, puesto que no les alcanza el dinero para arreglarlos”.

Los pasajeros denuncian el abuso por parte de los choferes y colectores de la ciudad. El excesivo costo del pasaje y el maltrato hacia el ciudadano es “el pan de cada día del marabino”, alegan que la falta de unidades los obliga a montarse en lo primero que grite su destino y pagar lo que piden.

Aunque la paramunicipal tiene un registro de 111 líneas, la autoridad del organismo explicó que la Alcaldía realiza un censo para constatar cuántas rutas están operativas, las unidades activas y no operantes.

LA VERDAD

Comments

Dejar una respuesta