El Gobierno Nacional trabajará en el proceso de reactivación de la trasnacional Kimberly Clark Venezuela, industria dedicada a la fabricación de papel higiénico y pañales, entre otros productos, luego que este sábado la empresa anunciara la suspensión “indefinida” de todas sus operaciones en el país.

Así lo aseguró este domingo la viceministra para Derechos y Relaciones Laborales del Ministerio para el Proceso Social del Trabajo, Leninna Galindo, quien indicó que tras la inspección realizada en la planta, se constató la paralización de la empresa en su totalidad.

“El primer procedimiento que deben hacer los empresarios para garantizar la producción y el crecimiento del aparato económico del país es buscar el acercamiento con las instituciones del Estado, para resolver cualquier problemática que ameritara la paralización de la línea de producción, garantizando en todo momento la estabilidad de los trabajadores”, resaltó.
Galindo señaló que con la medida aplicada por la empresa también se ve afectado el pueblo venezolano, ya que se paralizó la producción de rubros como toallas sanitarias, papel higiénico, toallines, entre otros.

Atienden a trabajadores
Para garantizar sus derechos laborales, autoridades del Gobierno nacional atiende demandas de trabajadores de la trasnacional Kimberly Clark Venezuela, ubicada en el sector San Vicente, en el estado Aragua, afectados por la paralización de la industria.

Galindo, informó este domingo que desde el día viernes representantes de la corporación estadounidense Kimberly-Clark, paralizaron las operaciones de la planta, ubicada en la zona industrial La Hamaca, en Maracay, y notificaron a los trabajadores que debían retirarse de las instalaciones.

Asimismo explicó que la empresa no realizó de forma previa ningún tipo de notificación a las instituciones competentes en la materia de producción o trabajo, para manifestar algún tipo de irregularidad.

“Aquí no aplicaron ningún procedimiento legal, este es un procedimiento absolutamente ilegal, írrito fuera del contexto jurídico nacional, ya que violentaron de manera absoluta le Ley Orgánica de los Trabajadores”, denunció.
Galindo señaló que el personal de la empresa recibió, sin ningún tipo de información, el depósito de dinero en sus cuentas, por lo que presumen se trate del pago de prestaciones sociales.

La viceministra Galindo indicó que tras la inspección, realizada en la planta, se constató la paralización de la empresa en su totalidad, por lo que el Gobierno nacional trabajará en el proceso de reactivación.

Lea el artículo completo en GLOBOVISIÓN

Comments

Dejar una respuesta