Fedecámaras reiteró que esta medida administrativa, contra el principal banco privado de Venezuela (Banesco), solo contribuye a generar incertidumbre en una población ya agobiada por las consecuencias de una economía colapsada.

Banesco, por su parte, informó que durante los primeros 90 días de la intervención, ha respondido a todos los requerimientos exigidos por los organismos reguladores, por lo que no se justifica mantener la intervención.

Los voceros de la federación indicaron que requieren de mayor estabilidad y confianza en las instituciones. Sostuvieron que necesitan un Estado que promueva la producción y las inversiones.

Esperan que la intervención sea revertida lo más pronto posible y la banca pueda continuar con sus operaciones con total y absoluta normalidad, más aún cuando se acerca la fecha de la reconversión monetaria.

Reiteraron que las distorsiones en la economía del país son producto del modelo político y económico que ha destruido la producción nacional y el poder adquisitivo del venezolano, no de la empresa privada.

 

Fuente: El Nacional

Comments

Dejar una respuesta