Los acreedores que poseen bonos garantizados de la empresa petrolera estatal PDVSA se están organizando antes del pago de intereses que vence el viernes, de acuerdo con personas con conocimiento del tema.

Por Katia Porcecanski y Lucha Casiraghi en Bloomberg | Traducción libre el inglés por lapatilla.com

El grupo de inversionistas, que incluye a Ashmore Group Plc -el mayor tenedor reportado de los $ 2.5 mil millones en  con bonosvencimiento en 2020 de Petróleos de Venezuela SA- ha recurrido a la firma de abogados White & Case LLP para asesorarlos, dijeron las personas, que pidieron no ser identificados porque el asunto es privado. No está claro cuánto de la deuda tiene el grupo acreedor. Los representantes de Ashmore and White & Case se rehusaron a hacer comentarios.

El grupo se está preparando para la posibilidad de que PDVSA no realice el pago de $ 107 millones con vencimiento el viernes, que luego de que expire un período de gracia les daría el derecho a comenzar el proceso para hacer cumplir sus derechos de garantía. Los bonos están respaldados por un gravamen (hipoteca) de primera prioridad sobre una participación del 50.1 por ciento en Citgo Holding Inc., brazo de refinación estadounidense de PDVSA. Venezuela y sus empresas estatales están atrasadas con alrededor de 3.400 millones de dólares en obligaciones en medio de una grave escasez de divisas y sanciones internacionales que han limitado la capacidad del país para encontrar financiamiento.

Si bien PDVSA puede aprovechar el período de gracia de 30 días, es poco probable que la compañía no realice el pago del viernes, según Hongtao Jiang, estratega de Deutsche Bank AG. Con los acreedores organizándose y “presionando sobre el tema”, la compañía no querrá perder esos derechos sobre Citgo, dijo. El otro 49.9 por ciento de Citgo está comprometido con Rosneft PJSC como garantía para un préstamo de $ 1.5 mil millones.

A 86 centavos por dólar, los bonos PDVSA 2020 se negocian alrededor de 50 centavos por encima del resto de los bonos de la compañía, que no están garantizados. Ese es un precio atractivo si PDVSA termina haciendo el pago de amortización de $ 840 millones de los bonos en octubre, pero el riesgo de que no lo hagan “es muy significativo”, dijo Jiang. Sin ese pago de octubre, los precios indican una valuación de $ 8 mil millones de Citgo, dado lo endeudada que está la empresa, dijo.

“En nuestra opinión, esta valuación implícita es alta, especialmente teniendo en cuenta el riesgo potencial de valoración durante el proceso de ejecución hipotecaria debido a posibles problemas legales”, dijo por correo electrónico. Aún así, sus clientes parecen ser optimistas. “Algunos de los inversores de alto rendimiento de EE. UU. con los que hemos hablado parecen tener una opinión constructiva sobre la valoración de CITGO y optimistas sobre el interés” en la garantía.

En términos más generales, los acreedores de Venezuela muestran signos de inquietud casi seis meses después de que el presidente Nicolás Maduro dijera que el país exportador de petróleo buscaría reestructurar aproximadamente $ 60 mil millones de deuda. Como los atrasos se acumulan con pocos indicios de que una resolución es inminente, un grupo separado de unos 15 administradores de fondos ha formalizado un comité para considerar sus próximos pasos, recurriendo a Millstein & Co. como asesor financiero.

La producción de petróleo de la nación se ha desplomado en medio de la falta de inversiones y la inflación de tres dígitos, lo que agrava la escasez de dólares y productos básicos de Venezuela. El país está sumido en su peor recesión, creando un desastre económico que ha llevado a 100.000 personas al mes a huir de la nación.

LA PATILLA

Comments

Dejar una respuesta