El pasado fin de semana se inició el proceso de renovación de los partidos políticos ante el CNE. Aún algunas organizaciones deshojan la margarita en torno a su participación hasta el punto que este lunes el representante de la MUD ante el CNE, Vicente Bello, informó que entre hoy y mañana la coalición opositora evaluará si continúa participando o no en el proceso de validación de partidos políticos. Pero ¿qué se piensa a lo interno de algunas organizaciones políticas?

En Voluntad Popular este lunes circulan dos notas de prensa que arrojan
posiciones algo diferentes. Por una parte Juan Andrés Mejía, Secretario Político de la tolda naranja, en una nota de prensa afirma :”En VP tenemos la fuerza, la convicción, la disciplina y la gente para superar el proceso de validación ante el CNE”, pero igualmente se puede citar la posición Salvatore Lucchese (VP-Carabobo), quien expresó hoy lunes que el proceso de renovación de la militancia de los partidos políticos, tal como lo ha concebido el Concejo Nacional Electoral, es una trampa que busca -a través de subterfugios- dejar fuera del juego político a partidos con mayor fuerza, razón por la cual instó a todas las organizaciones que hacen vida en la Mesa de la Unidad Democrática a estar alertas ante las irregularidades presentadas durante el primer fin de semana, a la vez que pidió a la MUD fijar una posición firme lo antes posible para evitar otro golpe más en contra de la democracia venezolana.

“Hago un llamado a la Mesa de la Unidad Democrática, a los partidos que hacen vida en esta organización y a la sociedad civil organizada, a estar alertas de este proceso al que nuevamente asistimos en situación de desventaja, pues aparte de que no se instalaron el número de máquinas requeridas, de que no contamos con el número de centros de validación adecuados, de los retrasos y todo lo que hemos denunciando reiteradamente, ahora resulta que los partidos políticos que acudieron a actualizar el registro de su militancia no quedaron con constancias del número de personas que asistieron a validar, porque a los operadores de las máquinas, el CNE no se les autorizó a dar esa información”, expresó.

Sin embargo , Mejía aclaró que su postura y la de su organización política era que la Unidad, en conjunto, debió haberse abstenido de participar en este proceso por considerarlo “un proceso arbitrario, que vulnera los derechos de los electores, nos pone a pelear entre nosotros y que se ha convertido en una excusa para seguir ganando tiempo y no convocar las elecciones regionales y municipales”.

“Si nos absteníamos todos, seguía estando vigente la tarjeta de la MUD con la que podríamos seguir participando en próximos procesos electorales. Ese planteamiento lo presentamos ante la Unidad y no hubo acuerdo, varios partidos estaban convencidos de participar y en ese escenario no podíamos ser los únicos que no lo hiciéramos porque le poníamos en bandeja de plata las razones para que el gobierno nos ilegalizara”, sentenció.

La MUD ha anunciado que esta semana fijarán una posición sobre este proceso de renovación de los partidos políticos.

NOTICIERODIGITAL.COM

Comments

Dejar una respuesta