El año 2018, sin duda, está por culminar como uno de los más devastadores en el ámbito político, económico y social en Venezuela. No hay ingreso que aguante la galopante inflación que hunde a los venezolanos. El sueldo mínimo no cubre las necesidades básicas, lo que obliga a los ciudadanos a tener varios ingresos.

Las tradiciones venezolanas de Año Nuevo como comer las 12 uvas de los deseos o utilizar ropa interior de color amarillo para atraer la buena suerte se han vuelto inalcanzables por los altos precios y la ausencia de ofertas. Son pocos los establecimientos que ofrecen la prenda intima, puesto que solo cuatro tiendas venden este tipo de ropa interior

Los precios de la ropa interior para damas van desde 400 bolívares hasta 1.290 bolívares, mientras que las prendas para caballero se ubican en 1.200 bolívares.

El encargado de una de las tiendas señaló que este año no encargaron variedad de este tipo de prenda intima a diferencia de años anteriores que vendían hilos, semi hilos y cacheteros.

Leer más en: VAD 

Comments

Dejar una respuesta