La economía de Venezuela se contrajo durante cuatro años consecutivos y la inflación “ha despegado”. Según la información de la Asamblea Nacional los precios al consumidor aumentaron 2.616% en 2017, mientras que en diciembre solo aumentó 85%.

Steve Hanke, economista de la Universidad Johns Hopkins realizó un estudio sobre la alza de los precios. Calificó la economía del país, como muchos economistas y banqueros, como una hiperinflación, la cual se define si el aumento de los precios es al menos 50% en un mes, reseñó The Economist.

Los bajos precios del petróleo, la poca producción del crudo y la mala administración dejó al gobierno de Nicolás Maduro “luchando” para pagar sus cuentas, llevando el déficit presupuestario a casi 20% del Producto Interno Bruto (PIB).

The Economist señaló que los episodios conocidos de hiperinflación en todo el mundo terminaron en un año y solo una décima parte duró más de seis meses.

“La hiperinflación puede hacer que la vida diaria sea tan dura y los negocios tan inconvenientes que generalmente no se toleran por mucho tiempo, lo que a menudo lleva a un cambio en el gobierno, o al menos a las nuevas políticas económicas necesarias para restablecer el orden monetario”.

THE ECONOMIST

Comments

Dejar una respuesta