Activar el referéndum revocatorio en contra del presidente Nicolás Maduro parece un proceso cada vez más distante a lograrse en 2016. Un acuerdo rezagado de la oposición sobre las acciones que tomarían para el cambio de gobierno nacional y la disposición del Consejo Nacional Electoral (CNE) a alargar los plazos hasta el tope legal, con su incursión en una última decisión inconstitucional, son las causas de una iniciativa que ya lleva ocho meses fraguándose.

El siguiente texto muestra una recopilación de los hechos más relevantes de esta carrera por terminar con el mandato actual:

Del 26 al 28 de febrero de 2016: La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) discutió los mecanismos que podían aplicar para cumplir con una de sus promesas de campaña para las elecciones legislativas: sacar del mandato al chavismo en el transcurso del año.

3 de marzo de 2016: Jesús “Chúo” Torrealba, secretario ejecutivo de la MUD, anunció que activarían en simultáneo tres herramientas constitucionales para lograr el cambio de gobierno: la enmienda, la solicitud de la renuncia al presidente a través de protestas y el referéndum revocatorio. “Vamos a echar adelante todos los mecanismos que estén a disposición en la Constitución para generar el cambio político”, declaró.

La idea de revocar a Maduro, bandera principal del gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, empezó a calar en el país.

Del 9 de marzo al 12 de abril de 2016: La MUD entregó cuatro solicitudes en días distintos para que se iniciara el proceso que activaría el referéndum revocatorio. Sin embargo, la respuesta tardó en llegar. “Este organismo invoca tecnicismos y formalismos para evitar la realización del referéndum. Nos pidieron la semana pasada (del 4 al 8 de abril) nuevos recaudos y aquí estamos. Entre estas exigencias estaba la entrega de 2.040 rúbricas de ciudadanos que apoyan el referéndum revocatorio”, detalló “Chúo” Torrealba.

Ya para ese momento se conocía que las rectoras Tibisay Lucena, Tania D’Amelio, Sandra Oblitas y Socorro Hernández exigían que se realizaran dos recolecciones de firmas. Aseguraron que la primera era para certificar a la MUD como organización política representante de los ciudadanos que quieren revocar a Maduro y consistía en la recaudación de 1% del Registro Electoral Permanente en cada uno de los 23 estados del país y el Distrito Capital.

14 de abril de 2016: Los rectores del CNE anunciaron que discutían el petitorio de la coalición opositora. Se esperaba que aprobaran el formato para recaudar las rúbricas y la logística que se instalaría para ello. Sin embargo, aplazaron su pronunciamiento 48 horas más. El rector Luis Emilio Rondón fue quien informó que esos dos días se usarían para verificar la documentación de la organización.

19 de abril de 2016: En un acto simbólico y en exigencia a que se informara sobre los requisitos y el formato necesarios para la recolección, La MUD realizó un Cabildo Abierto.

21 de abril de 2016: La oposición llamó a una movilización nacional por los mismos motivos para el 26 de abril.

26 de abril de 2016: La movilización fue suspendida cuando el órgano comicial aprobó y les entregó la planilla que necesitaban. Además, ese día se anunció que la recaudación de signaturas se realizaría en los días 27, 28 y 29 de abril.

27 de abril de 2016: El secretario ejecutivo de la MUD precisó que habían activado 1.500 puntos para la jornada de recolección y destacó que necesitaban obtener 195.721 firmas. La actividad mereció la respuesta del presidente Nicolás Maduro: “Respetémoslos. Ellos allá que hagan su cosa, pero yo lo he dicho: Nada de lo que están haciendo tiene viabilidad política. La revolución continuará y va a tener a este presidente por lo menos hasta el 2018”.

Infografía

Mayo de procesos en el CNE

Del 3 de mayo a la segunda semana de junio: CNE contabilizó, digitalizó y auditó las firmas entregadas por la MUD. De acuerdo con las autoridades electorales, en ese plazo sostuvieron reuniones técnicas con representantes de la oposición y el oficialismo. Este último participó como observador.

10 de junio de 2016: La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, informó que la MUD recaudó 200.197 planillas que contenían rúbricas. “Se obtuvieron 1.957.779 registros digitados, de los cuales 605.727 registros no cumplieron con los criterios establecidos en la norma y presentaron irregularidades con la normativa electoral”, precisó. Tras eliminar estas rúbricas el CNE solo permitió que 1.352.052 personas estuvieran habilitadas para validar.

Lucena también anunció que el Poder Electoral enviaría a la Fiscalía 53.658 firmas para que fueran investigadas por faltas que ocurrieron, entre las que se encontraban la supuesta inclusión de firmas de menores de edad, inhabilitados por motivos penales y fallecidos.

Del 13 al 17 de junio de 2016: CNE dio opción a los ciudadanos que firmaron excluir su rúbrica del registró.

Validación, presión y decepción

Del 20 al 24 de junio de 2016: Se llevó a cabo la validación de firmas de 1% del Registro Electoral por estado. Después de la jornada, Henrique Capriles informó que la oposición logró validar 409.313 rúbricas. El mínimo que tenía que certificar era de 194.729.

6 de agosto de 2016: Aparte de esta cifra, no hubo pronunciamientos oficiales. Al tomar esto en cuenta la MUD convocó a la que sería su actividad más grande y exitosa para exigir el revocatorio: la Toma de Caracas.

El 9 de agosto de 2016: La rectora Lucena presentó el cronograma parcial de las actividades que ya había realizado el Poder Electoral y los requisitos por cumplir hasta la recolección de firmas de 20% Ese mismo día se anunció que sería para finales de octubre. Lucena informó que del 14 al 16 de septiembre la Junta Electoral tomaría la decisión la ejecución de esta fase era viable.

1 de septiembre de 2016: Llegó la Toma de Caracas. Ciudadanos tanto de la capital como de varias partes del país se concentraron en siete puntos de la capital y se movilizaron luego hacia las avenidas Río de Janeiro, Francisco de Miranda y Libertador. Miles de personas llenaron las calles con el fin de exigir la publicación de la fecha y las condiciones definitivas para la realización de la recaudación de signaturas de 20%.

7 y 14 de septiembre de 2016: En estas dos fechas se realizaron dos manifestaciones. La primera se enfocó en el interior del país y la segunda en Caracas. Estas quedaron muy por debajo en volumen de personas al compararse con la imagen que dejó la Toma de Caracas, pero la presión fue la misma.

21 de septiembre de 2016: El CNE confirmó, mediante una nota de prensa, lo que estaba en el cronograma preliminar anunciado en agosto: La recolección de firmas de 20% se realizará los días 26, 27 y 28 de octubre.

La decepción en la oposición se generó luego de conocer las medidas del CNE: proceso de tres días, hablitación de 1.356 centros y 5.392 máquinas, y la recolección del 20% en cada estado del país y no en la totalidad de la nación, como establece la Constitución Nacional en su artículo 72. La oposición al final decidió acudir a esta jornada.

EL NACIONAL

Comments

Dejar una respuesta