En el afán de Nicolás Maduro en mostrar que es un gobierno correcto y limpio de corruptos, tras las últimas acciones efectuadas contra empresarios de PDVSA, la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional (AN) le salió al paso y le recordó este viernes al mandatario que hace un año él mismo desechó  las denuncias de la Cámara contra la misma corrupción en la petrolera estatal.

El diputado opositor Juan Guaidó y presidente de la Comisión, apuntó que las detenciones de Eulogio del Pino y Nelson Martínez representan una guerra interna dentro del oficialismo. “La Comisión de Contraloría del Parlamento le lleva un año de ventaja al Gobierno en la investigación por corrupción” dijo Guaidó.

Igualmente señaló que el gobierno lo que quiere es lavarse las manos en una guerra de pranes (líderes del hampa) por el poder político.

“¿Quién nombró a Eulogio Del Pino? ¿Cuánto tiempo estuvo en el cargo? ¿Por qué no se respetó la investigación parlamentaria y el Tribunal Supremo de Justicia encubrió el caso? Se estima que la pérdida para el país asciende a 90.000 millones de dólares”, afirmó Guaidó.

Maduro prometió “una gran limpieza” en la compañía para acabar con las “mafias” y “sanguijuelas” que habrían llevado con su comportamiento corrupto a la caída de la producción de esta empresa en crisis, que en octubre bajó por primera vez en 28 años de los 2 millones de barriles diarios producidos.

EL POLÍTICO 

 

Comments

Dejar una respuesta