El Ministro del Poder Popular para las Comunas y Movimientos Sociales, Aristóbulo Istúriz, visitó ayer el estado Anzoátegui para asistir a diferentes actividades, entre ellas un encuentro con los voceros de las comunidades organizadas, en el que exhortó a la “verdadera transferencia de poder a los consejos comunales”.

Informó que en la entidad tienen previsto la entrega de al menos tres industrias a la comunas. “Pero eso sí, para que trabajen, para que produzcan , para que impulsemos el plan de la patria”.

Señaló que se trata de la planta de Alimentos Balanceados para Animales (ABA), ubicada en los límites entre Anzoátegui y Zaraza (Guárico), una empaquetadora en Onoto; y una procesadora de harina de maíz en Valle de Guanape.

Advirtió que las empresas “no son para ayudar a dos o tres camaradas, sino para el beneficio de todo un pueblo”.

Istúriz además propuso la creación de bancos de insumos a fin de garantizar la materia prima para las comunidades organizadas que estén produciendo.

Sobre el proceso de registro del carnet de la patria, recordó que la jornada se extenderá hasta febrero, y exhortó a las comunas a impulsar este programa.

“Todos deben tener el carnet de la patria. Vamos a ir colocando cada vez más puntos, porque la asistencia ha sido masiva. Que no quede nadie por fuera”.

Inauguración

Al final de la tarde, Istúriz se trasladó hacia la zona industrial Los Montones, en Barcelona, para inspeccionar la fábrica de alambres denominada “Empresa de Propiedad Social Indirecta Comunal Por Amor a Chávez”.

El ministro, acompañado del alcalde del municipio Bolívar, Guillermo Martínez, el jefe de la Gran Misión Saber y Trabajo, Miguel Carreño y otras autoridades regionales, recorrió cada una de las áreas de la compañía para observar su funcionamiento.

Se tenía prevista la inauguración de la empresa, pero fue pospuesta, al parecer por órdenes del presidente Nicolás Maduro. Istúriz felicitó a los operadores de la fábrica y resaltó el hecho de que esté a cargo del “poder popular” y no de representante del sector privado. “Esto es parte del salto que está dando la economía, saliendo del modelo petrolero rentista hacia la economía productiva socialista”.

En cuanto a la capacidad de producción, un vocero de la unidad administrativa de la empresa, Deivys Figueroa, especificó que la fábrica puede elaborar 100 rollos de mallas electrosoldadas y una tonelada de clavos cada día.

Acotó que la compañía suministrará materiales para la Gran Misión Vivienda Venezuela y también a otras empresas vecinas e instituciones públicas. La materia prima que utiliza esta planta es el alambrón y este es provisto por la Siderúrgica del Orinoco (Sidor).

ELTIEMPO.COM.VE

Comments

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta