El Gobierno de Venezuela ha confirmado la muerte de una mujer de 47 que resultó herida el pasado 19 de abril tras recibir el impacto de una botella de agua congelada mientras pasaba junto a una marcha oficialista.

Amelina Carrillo fue ingresada en terapia intensiva con una fractura craneal, pero no pudo superarla y acabó falleciendo este domingo.

//platform.twitter.com/widgets.js

Su muerte fue anunciada por Néstor Reverol, ministro de Interior y Justicia:

//platform.twitter.com/widgets.js

Según detalla Reverol, la botella fue lanzada desde un edificio de La Candelaria, en Caracas. “No descansaremos hasta capturar a los responsable de este repudiable crimen” añadió el ministro venezolano.En el 19 de abril, fecha que conmemora el primer grito independentista venezolano, otras tres personas fallecieron en diversas manifestaciones: un joven de 17 años en Caracas; una mujer de 23 en San Cristóbal, ciudad fronteriza con Colombia, y un militar en las afueras de la capital.Gobierno y oposición se responsabilizaron mutuamente de la violencia que deja, además de los 21 fallecidos, cientos de detenidos, heridos y varios negocios saqueados desde que comenzaron las protestas el pasado 1 de abril, después de que el máximo tribunal se adjudicó temporalmente las funciones del Legislativo, que controla la oposición, y revocó la inmunidad a los diputados.

EL MUNDO

Comments

Dejar una respuesta