Definitivamente en la improvisación y la precariedad el “librito” que guía los pasos del gobierno venezolano en los actuales momentos, nada de organizar y dejar que la economía se recupere de alguna manera, lo importante es mantener la “pinza al cuello” para que nada pueda sobrevivir fuera de la égida chavista, remesas, ingresos de empresas, todo debe claudicar para que no llegue a representar un peligro para su status quo.

Las medidas económicas, según algunos economistas como José guerra, se han convertído en una parodia. Según el gobierno venezolano, se desmontaría el control cambiario, Jorge Rodríguez llegó a asegurar que se había cometido un error al implementarlo pero ahora, Tarek el Aissami ratifica que regresarán al formato Dicom según difunde Alberto Ravell en un tuit.

Lo que si afirma el señor El Aissami es que ello podría ser temporal “mientras se estabiliza el mercado de divisas” según ha afirmado. Sin embargo, la experiencia señala que estas medidas temporales, por la falta de verdaderas políticas económicas, se mantienen durante mucho tiempo ocasionando graves desequilibrios a toda la economía, como es el caso del control de cambios que ya lleva 15 años desde su implementación y amenaza extenderse “hasta el infinito y mas allá” en manos del gobierno rojito.

Todas estas medíadas “provisionales” han llevado al declive de la república que en tiempos anteriores al chavísmo se mostraba fuerte y con expectativas de desarrollo.

Fuente: VAD

 

Comments

Dejar una respuesta