El día sábado 4 de agosto, durante una acto de conmemoración por el aniversario 81° de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), dos drones sobrevolaron la avenida Bolívar. Uno de ellos detonó en las cercanías del palco presidencial donde se hallaba Nicolás Maduro. El incidente dejó 7 heridos, sin embargo, no hubo daños mayores y el mandatario salió ileso. A pesar de esto, el Ejecutivo no ha parado la persecución.

Luego de culpar al presidente saliente colombiano, Juan Manuel Santos, Maduro fue tras los diputados opositores, Juan Requesens y Julio Borges. Requesens fue detenido el martes 7 de agosto y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró procedente su enjuiciamiento por presuntamente estar involucrado en el intento de “magnicidio”.

Foto cortesía de NTN24

Otra de las personas que Maduro acusa de estar tras el ataque es el periodista peruano Jaime Bayly, residenciado en Estados Unidos, luego de que el conductor contara en su programa que sabía del atentado y lo apoyaba. También afirmó que Borges y Requesens no tuvieron nada que ver. Finalmente, Bayly declaró que está decepcionado de que el atentado no haya funcionado, y le deseó a Maduro que “se reúna con Chávez y Fidel”.

El día sábado, a una semana del “atentado”, el presidente realizó una rueda de prensa, en la misma aseguró que la explosión del drone fue detonada desde la Florida, que varios de los involucrados huyeron a Perú a esconderse y solicitó al gobierno de Perú extraditarlos, así como enseñó otro video de un supuesto interrogatorio que le hicieron al diputado Requesens. Cerca de finalizar la alocución, Maduro se refirió nuevamente a Jaime Bayly, lo calificó de “mercenario” y “sicario del periodismo”, y pidió una investigación hacia él. También designó al fiscal general de la República, Tarek William Saab, para hacer las gestiones ante la Embajada de Estados Unidos.

Durante la cadena, el mandatario también aseguró que tiene un gobierno de transición preparado, y que “no le teme a la muerte”, que “no le teme a nada”.

Finalizó la cadena, y a pesar de que en Maracaibo, estado Zulia, pasaron todo el día sin luz, el presidente no mencionó absolutamente nada sobre el caótico apagón.

Fuente: VAD

Comments

Dejar una respuesta