National Assembly President Diosdado Cabello, right, speaks with Vice-President Nicolas Maduro after a session by lawmakers at the National Assembly in Caracas, Venezuela, Saturday, Jan. 5, 2013. Allies of President Hugo Chavez on Saturday chose to keep Diosdado as National Assembly president who is the next in line to step in as a caretaker leader in some circumstances. Just five days remain until Chavez's scheduled inauguration on Thursday, and government officials are suggesting the swearing-in could be delayed as the president fights a severe respiratory infection after cancer surgery in Cuba. (AP Photo/Fernando Llano)

A la par que amenaza, Nicolás Maduro clama que lo oigan. “Gobernadora electa véase en el espejo del alcalde Daniel Ceballos. No como cobas”, le advirtió el presidente a Laidy Gómez si usaba el estado Táchira para protestar, pues la enviaría presa. Ceballos está en la cárcel militar Ramo Verde.

A la Asamblea Nacional le dijo: “Si designan un CNE fraudulento habrá una sorpresita legal y constitucional ¡Échenle piernas! Las elecciones van, con o sin ustedes. Así de sencillo. Habrá elecciones y el pueblo votará”.

Las autoridades canadienses, que reclamaron por las violaciones de la Constitución y las irregularidades electorales, fueron regañadas: “Es un gobierno insolente, estúpido. Venezuela se respeta. Si no les gusta, váyanse de Venezuela ¡falta de respeto!”. La Unión Europea también recibió lo suyo: “Tomen las sanciones que les dé la gana, a Venezuela no la para nadie”.

Luego cambió de tono. Llamó a dos dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática a una reunión pública para conversar sobre las elecciones del domingo. “Julio Borges, Ramos Allup vamos a debatir sobre el nuevo sistema electoral, vamos a reunirnos”.

También le envió un mensaje al presidente de Estados Unidos: “En Washington deben saber que somos chéveres, que tratarnos como si hubiera una Guerra Fría es un fracaso. Trump cometes un error. Venezuela no es comunista, es libre, socialista del siglo XXI. No hay un dictador. Soy humilde. No me interesa el dinero, soy un luchador vergatario y creo en el diálogo”. Señaló que estaba dispuesto a firmar el compromiso del diálogo, “listo en 95%”, y que se incluyera como tema la auditoría de las regionales.

Maduro habló ayer con la prensa nacional, junto a los 17 gobernadores electos, con quienes se reunió y les aprobó recursos para comenzar la gestión. Al ser fustigado sobre un fraude el 15 de octubre, aseveró: “Esa posibilidad es absurda, es un sistema automatizado, inalterable. Es imposible un fraude”.

A quienes acusan al gobierno de ventajismo electoral, le respondió que los candidatos del PSUV fueron los afectados. “7 de 10 cuñas en televisión eran de la oposición. Televen les regaló las cuñas al candidato de Guárico; Venevisión no nos fía”.

Anunció su intención de citar a los responsables de Facebook e Instagram en Venezuela, a quienes acusó de “vetar” sus mensajes durante la campaña electoral a las regionales, y amenazó con “una sorpresita” en las próximas semanas.

Aseguró que pagaría el tramo de la deuda por vencerse de 2,5 millardos de dólares. “Venezuela atiende sus compromisos con responsabilidad”, aseguró.

H. L-G.
EL NACIONAL

Comments

Dejar una respuesta