Fotografía Archivo

Saab no aportó nombres tampoco y se limitó a decir que la detención de dos de los supuestos involucrados habría sido en “flagrancia”. También dijo que se incautó evidencia, al tiempo que insistió en que uno de los detenidos estuvo relacionado en “un acto terrorista de hace un año”, presumiblemente refiriéndose a los hechos del Fuerte Paramacay ocurrido el 6 de agosto de 2017.

Quizás, lo más relevante que informó es que ya tenían conocimiento del lugar donde se habría operado los drones y el lugar donde se habrían hospedado algunos de los involucrados antes del sábado 4, presumiblemente relacionado al allanamiento ocurrido este lunes en un hotel al este de la capital. Sin embargo, no confirmó si guardaría relación.

Por otro lado, confirmó que serían cuatro los fiscales designados para investigar caso y no tres como habría dicho el mismo sábado así como que ya se habrían hecho las “vinculaciones internacionales”.

En relación a los delitos, Saab indicó que se les imputaría a los presuntos responsables:

-Traición a la Patria. 
-Homicidio intencional calificado en grado de frustración.
-Homicidio frustrado y lesiones a funcionarios.
-Lanzamiento de artefacto explosivo en reunión pública.
-Terrorismo.
-Asociaciones para delinquir.
-Financiación al terrorismo.

Comparte la teoría de que “más allá de un magnicidio, se trataría de una masacre pues estaban los jefe de los Poderes Públicos y Alto Mando militar porque el objetivo era la tribuna”.

Es importante recordar que la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, no estaba presente en ese acto. Tampoco la vicepresidente, Delcy Rodríguez ni el predidente de la Asamblea Constituyente (ANC), Diosdado Cabello.

Fuente: El Estimulo
Comments

Dejar una respuesta