Dos militares en la clandestinidad, ocho ciudadanos detenidos y dos fallecidos fue el saldo que dejó el alzamiento militar que llevaron a cabo militares el pasado domingo en el Fuerte Pacaramay, en el estado Carabobo.

Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa, detalló que Juan Carlos Caguaripano, líder del grupo que llevó a cabo el movimiento, logró escapar tras el ataque, al igual que Jefferson Gabriel García, responsable del parque de armas de Pacaramay.

Padrino López agregó que capturaron a Oswaldo José Gutiérrez, un presunto militar desertor.

“Han sido declarados como enemigos de la patria, de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y del pueblo”, amenazó el ministro de la Defensa, que también los acusó de incurrir en el delito de traición a la patria.

ELNACIONAL

Comments

Dejar una respuesta