Por ahora no hay acuerdos, solo conversaciones. Los encuentros entre dirigentes de la Mesa de Unidad Democrática y el ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero se han reducido a que las partes expongan sus puntos de vista, afirmaron fuentes del oficialismo y la MUD.

Agregaron que Rodríguez Zapatero intenta convencer al presidente Nicolás Maduro de dar una tregua. El gobierno ha asomado la posibilidad de suspender la constituyente, si a cambio la oposición no hace hoy la huelga general y acepta las elecciones regionales en diciembre de 2017 y las presidenciales en 2018.

La propuesta de Maduro se concretaría de la siguiente manera: el oficialismo postergaría la elección de constituyente el 30 de julio a otra fecha no indicada, con el fin de que los candidatos de la oposición puedan inscribirse. Este proceso sería vía decreto del Poder Electoral y se eliminarían las categorías de territorial y sectorial, de manera que la representación sería por estado, precisaron las fuentes.

Los partidos de la oposición rechazaron la iniciativa, presentada por Rodríguez Zapatero, por considerar que no cambia en nada lo planteado durante abril y mayo, de esperar a 2018.

“Ir a la ANC es avalar un fraude. Una ANC debe consultarse al pueblo”, respondieron a la propuesta dirigentes de la MUD. La alianza opositora exige: convocar elecciones generales, abrir un canal humanitario, liberar a los presos políticos, cese de las inhabilitaciones políticas y respeto a la Asamblea Nacional.

Un Nuevo Tiempo aboga por el diálogo entre las partes porque teme que mueran más venezolanos en las próximas horas durante el paro y la huelga general, que se mezclarían con trancas de calles, sin que “nadie renuncie a sus principios”.

Voluntad Popular responsabiliza al gobierno de cualquier agresión a quienes hagan la huelga o protesten en los 14.000 centros electorales el 30 de julio, e insistió, como lo señaló Leopoldo López, en una salida de Maduro del poder. Al igual que Acción Democrática, Primero Justicia y UNT, descarta un eventual acuerdo en los términos planteados por Maduro.

En este escenario la constituyente sigue su curso. El oficialismo cierra campaña en los estados y programa una “gran marcha-acto” en Caracas para mañana en la avenida Bolívar. Mientras, Maduro entregó motos y carros a transportistas en su propósito de evitar que ese sector se paralice desde hoy y su lugar sea asumido por afectos al gobierno. A las policías le asignó 116 patrullas.

“Nos vemos el domingo. ¡Sí va! El pueblo lo que quiere es la constituyente de paz. Son 110 días derrotando los actos terrorista”, aseguró Maduro.

EL NACIONAL

Comments

Dejar una respuesta