Fotografía Archivo

Las autoridades financieras están contrarreloj. A una semana de la entrada en vigencia de la reconversión monetaria son muchos los aspectos que quedan pendientes, entre ellos, la llegada de la nueva familia de billetes que reemplazará el cono vigente desde 2008 y ampliado en 2017.

La proximidad del 4 de junio lleva al gobierno a pensar en no desmonetizar los billetes en circulación de manera inmediata, dado que las nuevas especies aún no están disponibles. La posibilidad era evaluada hasta este lunes 28 de mayo, pero la decisión saldrá de una reunión que el Banco Central de Venezuela (BCV) sostendrá con la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) este martes 29, dijeron fuentes de la banca.

En un encuentro sostenido el viernes con representantes del sistema financiero nacional, el BCV informó que a partir del 29 de mayo se daría inicio al traslado de piezas monetarias del actual cono monetario, desde las instalaciones de las empresas de valores ubicadas en Barquisimeto (Lara) hasta la subsede del BCV en Maracaibo (Zulia). Se calcula movilizar 92 millones de piezas.

El procedimiento se repetirá el 14 de junio desde en San Cristóbal (Táchira), desde donde esperan movilizar 25 millones de piezas, para luego continuar con otras regiones cuyas fechas se irán notificando en su momento, informó una de las fuentes a Banca y Negocios.

Pero cantidad de billetes es insignificante frente al total en circulación. De acuerdo con la data del BCV, al cierre de abril habían en la economía 15,98 mil millones de billetes, de los cuales 40,1% corresponde solo a los papeles de Bs 100, en vigencia desde el 1° de enero de 2008.

A medida que se liberen los espacios de las empresas de transporte de valores se iniciará la activación de los centros de acopio para la distribución del nuevo cono monetario, notificó el BCV al sector.

En marzo, el presidente Nicolás Maduro anunció una reconversión monetaria que eliminará tres ceros a la moneda a partir del 4 de junio y a la par los billetes del cono actual serían desmonetizados, es decir, quedarían sin valor legal.

No obstante, el retraso en la llegada de los nuevos billetes llevaría a las autoridades a diferir la fecha de desmonetización, pero nada han asomado de posponer la reconversión.

De hecho, la Corporación Nacional Eléctrica (Corpoelec) llegó a un acuerdo con la banca para sincronizar la suspensión de los servicios en línea con la empresa de suministro eléctrico, de tal manera que estos estarán disponibles hasta el 31 de mayo, restableciéndose el servicio el lunes 4 de junio.

Esto significa que la reconversión monetaria entraría en vigencia -como está previsto- el 4 de junio, pero sin la nueva familia de billetes, un caso único, es decir el Gobierno evalúa no desmonetizar de inmediato el actual cono monetario.

Fuente: Banca y Negocios

Comments

Dejar una respuesta