Así lo aseguró el veterano diputado Henry Ramos Allup en su primera reacción a la orden del máximo tribunal de suplantar las actuaciones del legislativo mientras se mantenga en “desacato” por sus acciones contraloras hacia el gobierno de Nicolás Maduro.

“Vamos a seguir yendo a la Asamblea y seguir cumpliendo nuestra nuestras funciones a riesgo”, dijo Ramos Allup en declaraciones al Circuito Éxitos.

El expresidente de la Asamblea Nacional recordó que es la sentencia número 52 que emite la Sala Constitucional del TSJ contra la AN. Dijo que los diputados “no pueden tirar la toalla” ante las maniobras del Gobierno para desconocer la crisis, que, dijo, se refleja con presos políticos, represión y desconocimiento a llamar elecciones.

“Nosotros tenemos que dar respuesta ante la gente que nos eligió”, dijo.

La medida se toma luego que otra sentencia otorgara plenos poderes al presidente Nicolás Maduro para abolir leyes, disolver la inmunidad del parlamento, e incluso, retrasar las elecciones previstas en Venezuela si lo considera necesario, aseguraron juristas.

Una orden que intenta responder la petición del legislativo a activar a Maduro la Carta Interamericana de la OEA.

En tanto, el jefe de la bancada opositora Stalin González calificó al dictamen como otra maniobra del Ejecutivo para aferrarse en el poder. “Son decisiones que toman para aferrarse al poder. Se han convertido en unos enfermos del poder”, dijo el legislador a Unión Radio.

Dijo que el antichavismo debe seguir presionando por unas elecciones libres en Venezuela. “Esto nos aleja de la República, de la Carta Interamericana y de la separación de poderes que hoy en Venezuela no existe. Por eso debemos seguir luchando por elecciones, el cambió aquí se dará cuando haya un gobierno que respete la constitución”.

Miguel Pizarro, diputado por el partido Primero Justicia, aseguró que la disolución por decreto del Poder Legislativo se puede interpretar como una autorización legal para ratificar la “dictadura” del gobierno de Nicolás Maduro.

“La nueva sentencia del TSJ sigue dando superpoderes al gobierno en detrimento de los venezolanos. La traducción sin eufemismos es fácil: Dictadura”, dijo el legislador en Twitter.

Por su parte, Carlos Vecchio, coordinador político de Voluntad Popular, calificó de “Madurazo” la orden de suplantar a la Asamblea Nacional por parte del Supremo.

EL ESTÍMULO

Comments

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta