En el 2018, Venezuela tuvo una considerable perdida en las exportaciones de su crudo, con una caída del 15 por ciento, una de las cifras más bajas en casi tres décadas, debido a la poca producción y las numerables sanciones financieras que afectaron significativamente las ventas según Refinitiv Eikon.

Por esta razón, los volúmenes de crudo enviados por PDVSA  a Estados Unidos por cayeron a 500.013 barriles por día (bpd), lo que equivaldría a un tercio menos que hace cinco años y el nivel más bajo desde 1989, según cifras de Refinitiv Eikon y la Administración de Información de Energía estadounidense, según la agencia internacional Reuters.

En este sentido, se comprobó que “la falta de inversión, la mala administración y la huida de los trabajadores han llevado la producción de petróleo del país miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a su nivel más bajo en casi siete décadas”.

Leer más en : VAD 

 

Comments

Dejar una respuesta