El 9 de diciembre se celebra un nuevo proceso electoral en el país. Pese que la Fuerza del Cambio, Alianza del Lápiz, Movimiento Ecológico, Por Amor a los Pueblos, Copei, Movimiento al Socialismo, Avanzada Progresista y Esperanza por el Cambio trabajan para vencer la abstención y defender espacios, la campaña para elecciones de concejos municipales queda sepultada por la crisis alimentaria, de salud y servicios públicos que aqueja a los venezolanos.

 Sostuvo que esta es una campaña “muy difícil” porque los ciudadanos están sumergidos en “ver qué comen, dónde conseguir medicamentos y cómo hacen con los servicios públicos”. Además de que cuentan con muy pocos recursos, por lo que el “puerta por puerta” es la clave para obtener votos.

Antonio Ecarri, presidente de la Alianza del Lápiz, dijo que la campaña es “dura y limitada porque Venezuela es un país colapsado”. Afirmó que la democracia se basa en el liderazgo popular y “no en cúpulas partidistas” ni en el gobierno, que dejan una “sensación de vacío en la política”.

Mencionó que entre los candidatos que apoyan hay líderes de base y dirigentes locales “decepcionados, que quedaron solos” de Acción Democrática, Voluntad Popular y Primero Justicia. “Para sanear los procesos electorales hay que articular una sólida mayoría evidente que se lleve por delante las trampas y fraudes que monta el chavismo”, aseveró.

Alfonso Campos, secretario general de El Cambio, considera que la vía democrática es la solución para combatir la “antipolítica abstencionista”, tener participación municipal y traer paz a Venezuela, aun en medio de la crisis. “El concejal representa la voz de la comunidad”, recordó.

Álvaro Sánchez, candidato del municipio Chacao por Acción Ciudadanía en Positivo, aseguró que si la cámara municipal pasa a manos del oficialismo, la entidad perdería su autonomía, como ocurre con la policía municipal, que sufre su segunda intervención.

Fuente: El Nacional

Comments

Dejar una respuesta