“Yo espero que Europa reflexione, espero que tenga un poco de racionalidad y cuando vea lo que va a suceder en Venezuela el 20 de mayo no se sume al Ku Klux Klan que dirige Washington, espero eso, tengo todavía esa esperanza”, dijo en una rueda de prensa, previo a un acto de campaña electoral en el estado venezolano de Aragua (centro).

Insistió en que “de todas maneras al final del camino lo que importa es lo que opine el pueblo de Venezuela”.

El pasado 3 de mayo, el pleno de la Eurocámara aprobó por amplia mayoría una resolución que rechaza las elecciones presidenciales anticipadas en Venezuela y pidió su “suspensión inmediata”.

La resolución, que obtuvo 492 votos a favor, 87 en contra y 77 abstenciones, condena “de manera enérgica” la convocatoria de elecciones presidenciales adoptada por la Asamblea Nacional Constituyente, con el respaldo del Consejo Nacional Electoral.

En el texto, negociado por los cuatro grandes grupos europarlamentarios, se insistió en que la Unión Europea solo reconocerá unas elecciones “que estén basadas en un calendario electoral viable, sean acordadas en el contexto del diálogo nacional con todos los actores y partidos políticos relevantes, y en las que se cumplan unas condiciones de participación equitativas, justas y transparentes”.

En las elecciones presidenciales que se celebrarán el día 20 no participará la mayor alianza de partidos opositores, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), por considerar que las condiciones para estos comicios no son justas ni transparentes.

En estas votaciones los venezolanos podrán elegir entre el actual presidente, Nicolás Maduro; el exgobernador opositor Henri Falcón; el expastor evangélico Javier Bertucci y el ingeniero Reinaldo Quijada.

LA VERDAD

Comments

Dejar una respuesta