Venezuelan President Nicolas Maduro is seen during the summit of the Non-Aligned Movement in Porlamar, Margarita Island, Venezuela, on September 17, 2016. With the left increasingly isolated by a crushing political and economic crisis, Venezuela is seeking the support of old friends at the Non-Aligned Movement summit it is hosting this weekend. / AFP PHOTO / RONALDO SCHEMIDT

El 14 de abril de 2013 fue electo el actual presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Una de las promesas de campaña del vencedor, Nicolás Maduro, fue que, de ser electo, aprobaría un aumento del salario mínimo que para finales de año quedaría en entre 38% y 45% del ingreso mensual para el momento.

Pocos se imaginaban la vertiginosa espiral en la que se embarcaría la economía venezolana. En retrospectiva, esta promesa de campaña del hijo de Chávez se convirtió en política de Estado del gobierno de Nicolás Maduro, quien en sus poco más de cuatro años al mando del país ha aumentado el salario mínimo hasta 15 veces.

El último lo decretó para este 1° de mayo. El aumento de salario más alto anunciado por el mandatario venezolano, 65% del ingreso mensual, deja el sueldo mínimo en 65.021 bolívares.

Cuando el presidente Maduro fue juramentado en su cargo en abril de 2013, el salario se encontraba en 2.047 bolívares. El 1° de mayo de aquel año vio el primer incremento salarial de 20%: quedó en 2.457,02 bolívares.

El 1° de septiembre de 2013 entró en vigencia otro aumento de 10% y la retribución laboral mensual se asentó en 2.702,72 bolívares. Dos meses después fue implementado otro incremento, esta vez de 10%, y el salario cerró el primer año de gobierno del sucesor de Chávez en 2.972 bolívares.

En 2014 se vivieron tres “mejoras” salariales: Maduro madrugó el año con otro aumento de 10% que ubicó la mensualidad en 3.270 bolívares, el día del trabajador se le añadió 30% del salario y se situó en 4.251 bolívares (aunque solo 20% de este aumento se efectuó ese 1° de mayo, el otro 10% se aplicó el 1° de junio) y el 4 de noviembre el presidente anunció un último aumento de 15% que ubicó el sueldo en 4.889 bolívares. Para este último aumento salarial, el ingreso total mensual de un trabajador se encontraba en 6.912 bolívares, gracias a los 2.027 bolívares de bono alimenticio.

Durante la Memoria y Cuenta de 2015, realizado el 22 de enero, el presidente Maduro decretó un aumento de 15% del salario, lo que lo ubicó en 5.622,47 bolívares. Para el día del trabajador de ese año, el mandatario anunció un aumento que dobló al anterior, de 30%, que colocó la mensualidad en 7.421 bolívares.

El 16 de octubre de 2015 fue anunciado otro aumento, el último del año, de 30% para el 1° de noviembre, lo que posicionó el sueldo en 9.649 bolívares. Además, el presidente decretó que el bono alimenticio se calcularía por jornada laboral a 1,5 Unidades Tributarias, la cual para el momento se encontraba en 150 bolívares. Esto ubicó el bono de alimentación en 6.750 bolívares.

2016 fue el año con más incrementos en la mensualidad del trabajador: cuatro. El primero fue anunciado el 17 de febrero de 2016 por 20%, lo que ubicó el salario mínimo en 11.578 bolívares. Durante este anuncio el presidente también informó que la tasa para calcular el bono alimenticio pasaría a ser de 2,5 UT. Con este aumento y una UT en 177 bolívares, el bono de alimentación se ubicó en 13.275 bolívares.

El Día del Trabajador de ese año se decretó un aumento de 30% que elevó el salario mínimo hasta los 15.051 bolívares y el bono de alimentación pasó a calcularse a 3,5 UT, lo que lo ubicó en 18.585 bolívares.

El 1° de noviembre Maduro anunció un incremento de 50% de la retribución mensual, ubicándose en 22.578 bolívares, mientras que el bono de alimentación fue incrementado hasta los 42.480 bolívares.

El último aumento salarial de 2016 entró en vigencia el 1° de noviembre y fue de 20%. Esto, junto al aumento del cálculo del bono de alimentación a 12 puntos de la UT, ubicó el ingreso integral en 90.812 bolívares: 27.092 bolívares en salario y 63.720 de bono alimenticio.

El primer aumento de este año se decretó el 8 de enero. Fue de 50% y ubicó el salario en 40.638 bolívares. El bono de alimentación se mantuvo igual en aquella ocasión y el salario integral pasó a ser de 104.358 bolívares.

EL NACIONAL

Comments

Dejar una respuesta