Desde hoy los transportistas del municipio Libertador comenzarán a cobrar 700 bolívares en el pasaje mínimo ,a pesar de no estar aprobado por las autoridades municipales, tal como lo hicieron hace una semana los conductores de Baruta y El Hatillo.

Pedro Jiménez, presidente del Bloque de transportistas del Suroeste, informó que esta decisión se tomó en una asamblea la semana pasada, ante la situación critica que viene enfrentando el sector.

Con este ajuste una persona utiliza una sola línea de transporte al día en Caracas pagará a partir de mañana 1.400 bolívares ida y vuelta, lo que significa que a la semana serán 7 mil y al mes 28 mil bolívares, lo que representa 20,50% del salario mínimo que se ubica actualmente en 136 mil 544 bolívares.

Mientras que los usuarios que utilicen al menos dos unidades de transporte público tendrán que pagar 56 mil bolívares al mes , lo que equivale a 41,01% de su salario mínimo.

Según Jiménez, la situación del transporte es cada vez peor. “De continuar todos los transportistas no meteremos a buhoneros para poder sobrevivir”. Indicó que de las tres líneas más grandes de Caracas (Unión de Conductores del Oeste; Unión de Conductores de Antínamo y Casalta Chacaíto), las cuales tenían cada una 400 carros actualmente solo tienen entre 100 y 80 unidades. “Los usuarios deben esperar hasta más de una hora para montarse en algún autobús”.

Afirmó que ante la falta de unidades han surgido los llamados piratas sobre todo para los sectores populares. En las horas pico de la tarde se estacionan en las paradas camionetas s Pick-Uck y camiones 350 que cobran entre 1.500 a 3 mil bolívares.

Un grupo de transportistas afectos al Gobierno Nacional, bajo el nombre Plataforma Bolivariana del Poder Popular del Transporte rechazó este ajuste de tarifas y solicita a la Asamblea Nacional Constituyente su intervención para solventar la crisis del sector.

MIGDALIS CAÑIZÁLEZ
EL UNIVERSAL

Comments

Dejar una respuesta