En un verdadero gasto se ha convertido para las embarazas el chequeo que deben hacerse mensualmente. Entre el precios de las consultas en centros privados y de los medicamentos bachaqueados deben invertir hasta Bs. 700 mil al mes.

El calcio y el hierro que son esenciales para el desarrollo y crecimiento del bebé, o las vitaminas y minerales para la madre no se consiguen en las farmacias. “Atrás quedó que te las obsequiaran en algunos ambulatorios y ese bono presidencial tampoco es suficiente”, dijo Inés Cabrera, con embarazo de 26 semanas.

“Cuando en el ambulatorio no te los dan, tengo que comprarlos por fuera. Un caja de ácido fólico se consigue en Bs. 200 mil y una de calcio en Bs. 210 mil. Ya nada es barato y como no se consigue tengo que comprárselo a los bachaqueros. Ahora me dijeron que a través del 0800-SaludYa van a entregarlos, pues tendré que esperar a ver qué tan cierto es”.

Una consulta privada está por el orden de los Bs. 150 mil, al igual con un eco sencillo, pues los tridimensionales cuestan Bs. 250 mil. “Si contraes una infección urinaria, como en mi caso, tienes que hacerte exámenes y comprar antibióticos. Tuve que hacerme unas pruebas especiales y pagué Bs. 1.500 en Caracas, porque en Vargas son más caros”.

Otras de las penurias de las embarazadas es que las pólizas de seguros privados no cubren los gastos. “Durante los primeros meses el seguro pagaba las consultas, y ya ni eso. Tendré que parir en un hospital público, porque las cesáreas están carísimas”, manifestó Yubraska Laya, paciente con 28 semanas de gestación.
LA VERDAD DE VARGAS

Comments

Dejar una respuesta