El acceso a las divisas continúa siendo un dolor de cabeza para los venezolanos desde que se implementó el control de cambio en el año 2003. Hasta la fecha, todos los mecanismos y esquemas cambiarios han tenido una serie de requisitos que dificultan la obtención de los dólares requeridos para la importación de bienes y para los consumos en el exterior.

El sistema de subasta de divisas Dicom, vigente desde el 23 de mayo de 2017, no ha hecho muy fácil el acceso a las divisas.

Para las personas naturales que necesitan divisas para sus viajes al exterior y adquirir productos esenciales como insumos médicos, se les ha dificultado no solo cumplir con los requisitos exigidos para acceder al esquema, sino también contar con la suerte de adquirir los dólares y luego con los recursos adjudicados por el Banco Central de Venezuela (BCV).

De acuerdo a la información aportada por varias personas que han resultado adjudicadas en las 15 subastas ejecutadas ya por el Comité de Divisas, ente adscrito al BCV, ha sido cuesta arriba hacer uso de los dólares una vez liquidados a través de sus cuentas en los bancos públicos.

Explican que en algunos casos las tarjetas de débito internacionales resultan inoperativas las veces que intentan retirar del cajero automático o pagar algún consumo o compra por punto de venta.

“Es culpa del bloqueo de Estados Unidos, me dijeron en el Bicentenario, ¿puedes creer? cuando tengo esperando por mis dólares desde hace un mes. Intenté sacar dinero en Panamá en un cajero y no pude”, cuenta una señora de profesión comerciante en Caracas, que no quiso identificarse.

Los problemas para el acceso a las divisas comienzan al momento de acudir a algún banco estatal, para continuar con los trámites luego de ser adjudicado en las subastas del Dicom.

En un recorrido realizado por varias agencias de entidades del sector público, El Estímulo constató que cada uno de los bancos tienen mecanismos distintos para que sus clientes puedan retirar las divisas fuera del país.

En el caso de la principal entidad del gobierno, el Banco de Venezuela, por ejemplo, otorga una tarjeta de débito internacional; al igual que el Banco Bicentenario.

Mientras que el Banco del Tesoro además de entregar el plástico, sí permite la transferencia de los recursos hacia un banco en el exterior. En este caso, el cliente decide si quiere realizar una transferencia o acepta la tarjeta de débito.

Un dato a tomar en cuenta a la hora de decidir si desea transferir los recursos, es la comisión bancaria. Según la información de los ejecutivos, el banco estatal cobra por la operación $25 para cuentas en dólares y de $30 para cuentas en euros, mientras que la entidad financiera internacional cobra $75.

En total, sería una comisión máxima de $105 si la transferencia es hacia bancos europeos, los cuales se tendrían que descontar de los dólares liquidados. Como se recordará, el Dicom subasta solo $500 trimestrales para las personas naturales.

Por otra parte, las tarjetas de débito internacionales se entregan al cliente solo cuando se deposite en su cuenta bancaria el monto de las divisas adjudicadas en el mecanismo de subasta. Sin embargo, esto tarda alrededor de 15 días.

“El material con el cual están hechas las tarjetas, está escaso y no podemos entregarlas a todos los que abran cuentas en divisas, sólo cuando ya tengan los dólares obtenido en el Dicom”, dijo una ejecutiva del Banco del Tesoro, que prefirió mantener su nombre en reserva.

Por cierto, por cada consumo o retiro en cajero automático se cobra una comisión de 1,5%.

Otro dato importante es el tiempo que tarda la transferencia hacia un banco en el exterior. “Recomiendo que esperen por la tarjeta de débito, ya que la transferencia tarda muchísimo, hasta un poco más de un mes”, recalcó la ejecutiva.

Hasta el 6 de septiembre se habían registrado en el sistema 531.128 personas naturales.

En las primeras catorce subastas el Dicom adjudicó un total 367,8 millones de dólares, de los cuales $67,8 millones correspondieron a 218.170 personas naturales.

En la subasta 15, que no ha sido liquidada a la fecha, 16.955 personas naturales resultaron favorecidas con 4,63 millones de dólares.

EL ESTIMULO

Comments

Dejar una respuesta