Quienes residen en los alrededores del Palacio de Miraflores, ubicado en Caracas, cacerolearon la noche del lunes en contra de la Constituyente comunal anunciada por el presidente Nicolás Maduro.

Los habitantes del sector habrían bajado desde sus apartamentos hacia la calle para protestar.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) llamó a trancar las calles este martes en la mañana, en defensa del derecho al voto. Pidió comenzar entre las 6:00 am y las 7:00 am, y permanecer por dos horas en la actividad.

Asimismo, la dirigencia opositora señaló que el miércoles anunciarán los próximos pasos a seguir.

EL NACIONAL

Comments

Dejar una respuesta