La exfiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, presentó hoy un expediente ante la Corte Penal Internacional (CPI) para denunciar al gobierno de Nicolás Maduro por ejecuciones extrajudiciales, violaciones de los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad.

Ortega Díaz, presentó una denuncia contra el presidente Nicolás Maduro, Vladimir Padrino López, Ministro de la Defensa, Néstor Reverol Ministro de Interior y Justicia, Gustavo González López, Director del Sebin y contra Antonio Benevides Torres Jefe del Gobierno del Distrito Capital de Venezuela.

Según dijo Ortega hace tres días, el escrito judicial está acompañado “de un conjunto de experticias (pruebas periciales) cuyo número no revelaré ahora, pero que pasan por protocolos de autopsia, donde se evidencia la ejecución de las personas, disparos de arriba hacia abajo, lo que significa que estaban probablemente de rodillas”, detalló.

La exfiscal dijo que entre las pruebas entregadas hay “reconocimientos médicos legales, reconocimientos psiquiátricos, inspecciones técnicas y entrevistas” a víctimas, añadió en su comparecencia ante un grupo de medios internacionales.

Ortega explicó que ha cedido a la Fiscalía de la CPI “más de 1.000 elementos probatorios.

El número de muertos entre enero de 2015 y junio de 2017 llegaría a las 8.000 personas y las detenciones arbitrarias a las 17.000, según dijo en una declaración en la que no aceptó preguntas.

“Nos vimos en la necesidad de acudir a esta instancia internacional por cuanto en Venezuela no hay justicia. No es posible que se logre sancionar a los responsables de estos crímenes de lesa humanidad”, dijo Ortega, que fue fiscal de Venezuela entre diciembre de 2007 y agosto de 2017.

“Nicolás Maduro y su Gobierno deben pagar por estos delitos de lesa humanidad, así como por el hambre, las miserias, las penurias a las que está sometido el pueblo de Venezuela”, dijo Ortega, a lo que añadió que también ha pedido a la corte “órdenes de capturas internacionales” contra los denunciados.

LAPATILLA

Comments

Dejar una respuesta