Jaime Torres de cuatro años, es el segundo niño que fallece en menos de 32 horas en el Hospital de Especialidades Pediátricas de Maracaibo. Tenía al menos dos semanas hospitalizado y necesitaba recibir una dosis diaria de Albumina para poder desechar los líquidos que estaba reteniendo, de las cuales solo recibió dos en el tiempo que estuvo recluido en el centro de salud.

Torres fue diagnosticado hace dos años con Leucemia Linfoide Aguda (LLA), había llegado a la semana 34 de su protocolo (tratamiento). Ingresó al centro de salud con una infección respiratoria por lo que fue hospitalizado y enmenos de 24 horas comenzó a presentar diarrea y fiebre.

La madre del menor, quien prefirió no identificarse, manifestó que su hijo estaba delicado, que había comenzado a retener líquido y que se le inflamó el colon.

“Todos los niños que han muerto son por la misma causa. Carecen de medicamentos, de quimios y de la Unidad de Cuidados Intensivos, que aunque no todos la requieren debería estar activa para que al momento de una complicación los logren estabilizar”, dijo un pariente del niño fallecido.

Con la muerte de Torres se suman 10 niños fallecidos en este centro de salud, con diferentes diagnósticos pero todos por la necesidad de ser recluidos en la UCI.

Leer más en: 800Noticias

Comments

Dejar una respuesta