Fotografía Archivo

De acuerdo con información del diario regional La Nación, el especialista señaló que “la situación es tan grave en el país que incluso están vendiendo la bolsa de sangre entre 40 y 70 millones de bolívares, hecho que llena de preocupación e indignación al a comunidad en general”.

Franco puso como ejemplo el caso de una niña de tres meses, cuyos padres se vieron obligados a comprar la sangre.

“Cómo es posible que se llegue a estos extremos porque en el Hospital no hay serología, entonces están colocando sangre sin este procedimiento, ante esta situación la gente opta por comprarla con tal y esté garantizada”, dijo.

Asimismo, manifestó que la sangre debe ser sometida hasta a siete pruebas antes de ser colocada en el organismo del paciente ante la falta de reactivos.

“Son muchos los reactivos que se necesitan además del material, insumos que de verdad no tiene el primer centro de salud del estado como es el Hospital Central”, expuso.

Además, en un caso que también se conoce en otros centros de salud del país, comentó que en el Hospital del Seguro Social de Táchira, así como el Central, los pacientes deben costear los recursos a utilizar en las intervenciones, pues los lugares no cuentan con insumos.

Denunció también que en el Seguro Social de la entidad no cuentan con residente en el área de pediatría.

Fuente: El Estimulo

Comments

Dejar una respuesta