Abogados opositores denunciaron casos de abuso sexual por parte de oficialistas durante una rueda de prensa en Madrid. Los querellantes contra el gobierno de Nicolás Maduro, Tamara Suju y Juan Carlos Gutiérrez, evidenciaron 190 casos ante la Corte Penal Internacional.

Suju, directora ejecutiva del Instituto Casla, un centro de investigaciones políticas de América Latina con sede en Praga, y Gutiérrez, abogado de Leopoldo López, han comparecido tras el anuncio el pasado jueves de la apertura de un examen preliminar de la CPI contra el gobierno chavista tras recibir denuncias de múltiples fuentes.

La corte evaluará los posibles abusos del régimen durante la ola de protestas antigubernamentales que sacudieron el país entre abril y julio de 2017 —y que dejaron más de 120 muertos, según la Fiscalía venezolana— para iniciar una investigación penal.

De acuerdo con la información con la que cuenta la Fiscalía de la CPI, el aparato de seguridad venezolano usó una “fuerza excesiva para dispersar y reprimir manifestaciones” y encarceló “a miles de miembros de la oposición, reales o aparentes”. Al menos 233 presos políticos permanecen encerrados en el país, según el recuento de la organización Foro Penal Venezolano.

“Lo más grave de lo que está sucediendo es que las torturas continúan, hasta ayer he recibido nuevos testimonios”, señaló Suju, quien ha documentado 357 casos de víctimas hasta finales del pasado diciembre, de las cuales 190 han sufrido ataques sexuales por parte de los torturadores.

“Ellos han padecido desnudamiento, actos lascivos, violación —sabemos de 10 casos—, sin fijación en edades ni sexos”, agregó la abogada.

Informes de Naciones Unidas y la ONG Human Rights Watch apuntan en la misma dirección.

EL PAÍS

Comments

Dejar una respuesta