Algunas mujeres y adolescentes se prostituyen o venden cabello para poder conseguir dinero que les permita mantenerse en el país vecino.

Algunas venezolanas que han cruzado la frontera hacia Cúcuta, Colombia, se han visto en la necesidad de vender cabello, leche materna o servicios sexuales, a cambio de conseguir dinero que les permita subsistir.

Las mujeres pueden llegar a recaudar entre 10 y 30 dólares por la venta de su cabello en función del largo y la calidad. Por otro lado, adolescentes de 14 años se ubican en las calles de la entidad colombiana para conseguir alrededor de siete dólares por “servicio”.

La dificultad para conseguir alimentos también ha motivado a algunas mujeres a donar leche materna a los bebés desnutridos, mientras que otras venezolanas la han intentado vender para mantener a sus familias.

“Debido a la brutal situación económica en Venezuela, vienen a Colombia en busca de trabajo o, al menos, de refugio y atención básica. Pero por lo general terminan vendiendo velas o café en los semáforos “.

Leer más en: EN 

Comments

Dejar una respuesta