El Consejo Venezolano de Relaciones Internacionales, en voz de su presidente, el profesor Kennet Ramírez, hizo una serie de recomendaciones sobre cómo manejar política y diplomáticamente el incidente, que considera “provocado por el Gobierno de la República Cooperativa de Guyana”.

En primer lugar, expresa su reconocimiento a la Armada venezolana, y en especial a la tripulación del patrullero oceánico “Kariña”, “por cumplir con su deber de patrullar y proteger nuestra Fachada Atlántica,  de conformidad a la Constitución Nacional con apego a los tratados internacionales; y atendiendo los llamados que han sido realizados desde la sociedad civil por organizaciones como la que representan. Respaldan igualmente el “Acuerdo Parlamentario en rechazo de las conclusiones del secretario general de la ONU de enviar la controversia del Esequibo y la Fachada Atlántica de Venezuela a la Corte Internacional de Justicia aprobado el 6 de febrero de 2018 y el Acuerdo Parlamentario en rechazo a la pretensión de la República Cooperativa de Guyana de judicializar la controversia y reafirmación de la soberanía venezolana sobre la isla de Anacoco y la Fachada Atlántica aprobado el pasado 19 de junio de 2018”.
Expresa en segundo lugar el comunicado, que lo ocurrido es el “fruto amargo” de una “política exterior fallida”, que debilitó nuestra reclamación del Esequibo en nombre de una “visión integral” altamente “ideologizada y orientada a obtener a cualquier costo el respaldo y votos de El Caribe”.
Esto lo visualizan como “anacrónico e ineficiente, lo cual fue interpretado por la República Cooperativa de Guyana como oportunidad para hacer avanzar sus intereses”.
Advierten que en plena “debilidad estructural” de los reclamos el Gobierno de la República Cooperativa de Guyana pretende “ir más allá, intentando hacer valer en forma inamistosa, mediante una serie de actos unilaterales sus tesis territoriales maximalistas; buscando poner en cuestión territorios de indiscutible soberanía venezolana como la Plataforma Continental y la Zona Económica Exclusiva que genera el Delta del Orinoco”.
En tercer lugar, advierten a la comunidad internacional, de la “innecesaria y peligrosa provocación que supone la campaña petrolera exploratoria autorizada fuera del marco legal internacional por el Gobierno de la República Cooperativa de Guyana, que desea efectuarse por un período de 6 meses con seis buques de contratistas de la empresa petrolera ExxonMobil en la Zona Económica Exclusiva venezolana que genera el Delta del Orinoco, la cual es de incontrovertible soberanía venezolana -y por tanto, siempre ha sido patrullada por la Armada Nacional de Venezuela.
Leer más en: EU 
Comments

Dejar una respuesta