Uno de los personajes de la política en el hemisferio que ha seguido más de cerca la crisis venezolana es, sin duda, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, funcionario que  más por su vocación que por su cargo, se ha imbuido en la situación de crisis política que ocurren en los países integrantes de la OEA.

La violenta represión de que fuera objeto el pueblo venezolano por parte del régimen de Nicolás Maduro ha sido visualizada y denunciada por este funcionario comprometido con su cargo y con la defensa de los derechos humanos en la región.

Ello le ha valido un ataque despiadado en contra de su persona por los elementos objetos de sus denuncias como los Castro en Cuba, Maduro en Venezuela y Ortega en Nicaragua por mencionar sólo a tres de los más recientes.

Leer más en: VAD 

Comments

Dejar una respuesta