El fresco vino sparkling de Finca Las Moras

Con distribución exclusiva de Imalbeca, llegan a los anaqueles venezolanos un blend blanco, uno tinto y un espumante

La innovadora bodega argentina Finca Las Moras trae a Venezuela tres nuevas etiquetas. Se trata de los blends Linda Mora Chardonnay/Chenin y Linda Mora Merlot/Malbec, y el Sparkling Alma Mora, todos comercializados en Venezuela por Imalbeca.

Según detalla Eduardo Casademont, enólogo de la bodega desde 2004, “los vinos de Las Moras son frescos, afrutados, con buena acidez, taninos suaves y dulces y, fundamentalmente, con descriptores claros de la variedad de uva con la que se elaboran”.

El vino blanco de Linda Mora que se estrena en Venezuela es un blend de dos varietales, Chardonnay y Chenin. Sus uvas provienen del valle de Tulum y se cosechan en su madurez óptima, lo que resulta en un vino de color amarillo con tonalidades verdes, con aroma más a frutas que a minerales, equilibrada acidez y simple en boca. Su fermentación se realiza en tanques con levadura seleccionada y control de temperaturas, sin paso por madera.

El vino tinto Linda Mora Merlot/Malbec es un blend de dos varietales cuyas uvas también proceden del valle de Tulum. Al igual que con Linda Mora Chardonnay/Chenin, sus uvas se cosechan con un nivel de madurez óptima, posee colores rojos vivos y un aroma decidido a frutos rojos. Su estructura es de cuerpo medio con taninos dulces.

El enólogo aporta datos adicionales sobre ambos vinos. En el blanco, una de sus cepas, la Chenin era utilizada hace unos años como base de espumantes. En el caso del tinto, la uva Merlot le aporta un toque de complejidad y elegancia al blend.

En burbujas, esta bodega propone el Sparkling Alma Mora, que se elabora con base de Viognier en combinación con un pequeño porcentaje de Syrah cosechado muy “pintón”, apenas comenzando a madurar. “La toma de espuma se hace con el sistema Charmat, en autoclaves”, apunta Eduardo Casademont. Posee fruta fresca, burbuja fina y persistente. Es fresco y equilibrado.

“La idea con estos vinos es realizar mezclas en la que cada una de las partes aporte algo complementario al blend final. Buscamos que la suma de las bondades de cada vino individual sea más que cada vino por separado”, describe el enólogo.

En 1989, Finca Las Moras empezó a reconvertir viñedos y a elaborar vinos varietales, cuya primera añada salió al mercado en 2001. Su principal fortaleza es su terroir. Posee tres valles -de Tulum, de Zonda y Pedernal- con variadas condiciones climáticas en lo que refiere a altitud, temperatura, rango de temperaturas y suelos, que favorecen la maduración plena de la uva. En sus bodegas elaboran desde vinos muy frescos, equilibrados y de taninos dulces hasta vinos muy complejos y estructurados. En 2016, 2017 y 2018 se posicionó como la bodega líder en ventas en Argentina y entre las primeras marcas de exportación a más de 60 países.

Rubén Rojas con información de agencias

Comments

Dejar una respuesta