Fotografía Archivo

Manifestó su temor ante esta nueva batalla que está por enfrentar al decir que “con el diagnóstico comienza un calvario, sobre todo porque sientes que la muerte te viene a visitar y con intención de quedarse. La vida y su final te recorre la cabeza multitud de veces. Desconoces qué sucederá”.

Resaltó que ha pasado por varios procedimientos quirúrgicos y de recuperación para evitar que las células malignas volvieran a aparecer y reflejando incertidumbre sobre si realmente se eliminó o no.

Aseveró que al publicar su experiencia busca, además de “reflejar su abatimiento” por la noticia, ayudar a ser de alguna forma un ejemplo de cómo sobrellevar esa situación, así como un mensaje de esperanza para decirle a todos aquellos que también padecen de esa enfermedad a no rendirse.

Hace algo más de un año me diagnosticaron un cáncer de ovario. Al principio no lo parecía, y yo que jamás había visitado un hospital, no me lo creía. Pruebas y más pruebas diagnósticos, convirtieron mi estado anímico en una especie de montaña rusa emocional: ahora parece otra pesadilla, ahora parece que sí. Hasta que en una ultima biopsia, se confirmó lo peor “nuevamente reincide” más silencioso y con metástasis en esa zona que no voy a detallar, para qué. Con el diagnóstico comienza un calvario, sobre todo porque sientes que la muerte te viene a visitar y con intención de quedarse. La vida y su final te recorre la cabeza multitud de veces. Desconoces qué sucederá. Un montón de pruebas diagnósticos sin dar en la tecla al principio, varias biopsias, muchas cirugías (una laparoscopia y otras cirugías abierta) entre 6 y 8 horas cada una batallando en el mismo. Post- operatorios durísimos con graves dolores incluidos, tratamientos de hormonoterapia, ciclos de quimioterapia, más pruebas, más análisis, siempre con el pellizco de no saber si te estás curando, . Dicho esto, no quisiera con estas líneas reflejar solamente el abatimiento que inevitablemente sufro al saber qué pasa y qué horizonte voy a tener, si es que voy a tener horizonte. Sino transmitir con un lenguaje cercano, cómo afronté mi enfermedad y cómo le hice frente (y aún sigo). Expresar mi testimonio personal, por si puede ser de ayuda. La esperanza, es la que quiero trasladar a todos esos enfermos como yo de cáncer, diciéndoles: Nunca te rindas, La enfermedad no te puede sentir débil. El cáncer no entiende de pausas, va a por ti. No he querido en ningún momento, ni en los peores, cederle a la enfermedad, cuando le puse cara y ojos, ni un centímetro de posibilidades. A las adversidades hay que mirarlas a la cara, una a una. No le he permitido ningún atisbo de debilidad. Fue agresivo conmigo, pero yo también lo fui con él. Quería hacerle ver que se había equivocado de cuerpo. Ya no me instalo en el lamento, no, sigo adelante, Esto que vivo, me da otra perspectiva de la vida. Nunca necesité vivir ningún drama para saber valorar la vida que tengo. Gracias a todos. Lamento esta noticia. #Jb

A post shared by Josemith Actress/TV Host (@josemithbermudez) on

Tras lograr la remisión del cáncer de ovario que la separó de las cámaras de televisión a finales de 2016, Bermúdez volvió con fuerza al espectáculo a través del teatro. Entre el nerviosismo que supone preparar cada función, estudiar guiones y promover un espectáculo que niega ser arrollado por la crisis, la actriz y animadora, de 38 años, preparaba a finales de mayo de 2018 su nuevo show “Vestida para Sanar”, escrito y dirigido por ella.

Su recuperación la llevó a participar en una actividad de la Fundación Vida para sensibilizar a los venezolanos sobre la importancia del diagnóstico y monitoreo de enfermedades como el Cáncer, y VIH / SIDA, siendo Bermúdez parte esencial para la realización de esta campaña a través de un testimonial, conceptualizado para crear conciencia ante la importancia que tiene para cualquier individuo conocer su estado de salud, y lo difícil que puede vivir con la incertidumbre de no poder conocerlo.

El pasado 22 de agosto posteó en la red social Instagram un mensaje en el que decía que volvía a sentir fiebre y que le tenía miedo a la misma. Días más tarde publicó un video en la camilla de un hospital donde aseguró que se encontraba bajo supervisión de su médico y así mismo reflexionó sobre la vida.

Creo que la vida nos da demasiadas preguntas y muy pocas respuestas a nuestros actos. Tal vez no nos den respuestas por que no las hay, o son dolorosas y en verdad no tenemos por que enterarnos. Debemos concentrarnos en cosas mejores, dejar todo aquello que nos lastima y que de alguna manera solo nos hace sentir mal, tanto física como emocionalmente. Dejemos la dependencia, y aprovechemos todas las oportunidades. Dejemos de desperdiciar el tiempo pensando en cosas que tal vez no tienen solución, mejor despertemos a un nuevo día, viviendo al máximo. Y sí no encuentras respuestas a tus preguntas, no lo lamentes, mejor ocúpate, olvídate de aquello que te hace mal, perdona, no juzgues y sigue mirando de frente. Vivamos como nunca, sigamos el mejor camino sin importar lo que otros digan o dejen de decir. Sonríe, no sabes quien se pueda enamorar de tu sonrisa. Los quiero a todos. Sin distinción. . ✍️ #JB

A post shared by Josemith Actress/TV Host (@josemithbermudez) on

Ver más en: El Estimulo

Comments

Dejar una respuesta