Se estima que al menos 3 mil 600 estudiantes, de los 18 mil inscritos en el Núcleo de Anzoátegui de la Universidad de Oriente (UDO) y las extensiones de Anaco y Cantaura, han abandonado las aulas al inicio del año 2017.

Así lo aseguró el asesor de la Asociación de Estudiantes del estado Guárico, Carlos Flores, quien detalló que la cifra representa el 20% de la población udista.

Comentó que los 5 mil bachilleres que vienen de otras zonas y estados del oriente del país son los que más dificultades han tenido para reincorporarse a clases.
“Las razones que los muchachos están dando para justificar el abandono, en su mayoría, están ligadas al tema económico. La crisis que vive el país no les permite garantizar su estadía en una residencia o tener para alimentarse”, señaló.

Aseguró que la mayor cifra de deserción se ha producido en la extensiones de Anaco y Cantaura, pues estas sedes no cuentan con servicio de comedor.

Esperan que hoy sea reactivado el suministro de alimentos en el área de comedor del núcleo ubicado en la zona metropolitana.

Flores estima que la asistencia a clases durante la primera semana ha sido de apenas 50%. Prevé que en el transcurso de la próxima semana haya una reincorporación paulatina.
El consejero de escuela de Cursos Básicos, Samuel Marín, explicó que el costo de los pasajes extraurbanos ha sido una traba para el regreso de los muchachos a clases, pues después de la temporada navideña, las empresas de transporte no bajaron los precios.

Sin dinero

Con esta postura coincidió la directora de la Escuela de Ciencias Administrativas (ECA), Sorlinda Caraballo, quien indicó que hay estudiantes que no han podido regresar de otros estados por falta de dinero para comprar el pasaje y porque no tienen para la comida.

EL TIEMPO

Comments

6 COMENTARIOS

Dejar una respuesta