El joven Juan Pernalete cumple este jueves seis meses de haber sido asesinado por un impacto de bomba lacrimógena, disparado por la Guardia Nacional bolivariana (GNB) en el pecho durante una manifestación antigubernamental en Altamira.

Pese a que la fiscal general Luisa Ortega Díaz confirmó que el joven había muerto por una bomba lacrimógena, los entes competentes no han detenido al responsable de su muerte.

Pernalete tenía 20 años de edad y su sueño era ser parte de la NBA, pues jugaba baloncesto. Estaba becado por la Universidad Metropolitana, en Caracas.

Desde el primero de abril hasta agosto se registraron fuertes protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) emitiera dos sentencias en las que eliminaba las competencias de la Asamblea Nacional.

En Venezuela hubo más de 100 muertos, pues las manifestaciones eran reprimidas por funcionarios de la GNB, la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y hasta por colectivos armados.

EL NACIONAL

Comments

Dejar una respuesta