Amnistía Internacional (AI) Venezuela solicitó este miércoles a las autoridades venezolanas permitir que el activista y preso político Villca Fernández, recibir atención médica.

La organización indicó que Fernández debía ser trasladado a un hospital para recibir atención médica desde junio de 2017, por los numerosos problemas de salud, incluida hipertensión, bronquitis, dolores de espalda y malestares gastrointestinales.

“Médicos han solicitado su trasladado al hospital, la Fiscalía General dictó una orden a tal afecto que aún no ha sido ejecutada. Su traslado fue pospuesto por quinta vez en noviembre mientras que su salud continua empeorando”, explicó la organización Amnistía Internacional.

Representantes de AI señalaron que se trata de un preso de conciencia y que, a su juicio, debe ser liberado de manera incondicional.

Amnistía Internacional denunció haber recibido informaciones que indican que Fernández había sido cometido a tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Fernández es un activista y líder estudiantil que participó en diversas protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro. Se encuentra recluido en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) desde enero de 2016.

EL NACIONAL

Comments

Dejar una respuesta