Fotos: Alejandro Cremades, El Estímulo

Venezuela elevó este sábado a los altares a su tercera beata, la Madre Carmen, en un acto que abarrotó el estadio Universitario de Caracas con miles de fieles católicos, jerarcas de la Iglesia, un enviado del papa Francisco y el magnate Gustavo Cisneros, sobrino de la religiosa.

La celebración por la beatificación de la Madre Carmen se concretó cuando una gigantesca imagen de la religiosa se develó ante los jubilosos asistentes al evento. Antes, los presentes vieron como estudiantes del Colegio Belén hicieron una representación de la vida de beata, donde mostraron detalles que la llevaron a ser una figura querida por propios y extraños.

EE-beatificacion-MadreCarmen-AlejandroCremades (7 of 10)

Sobre esto, el Cardenales Amato indicó que esta había repetido en incontables ocasiones que quería ser una santa, y de ahí su misión en el mundo religioso.

Asimismo, aseguró que “la beatificación de la Madre Carmen enriquece el hermoso collar de la santidad venezolana”.

Durante la misa, un coro entonó las conocidas interpretaciones religiosa, mientras eran seguidos por los fieles ubicados en el Universitario. Además, uno de los puntos más curiosos de la cita fue cuando los presentes pidieron la misma acción con el doctor José Gregorio Hernández, ante lo que el Cardenal expresó que “debemos orar a Dios por el milagro que falta” para su beatificación.

La jornada finalizó con la bendición solemne impartida por Amato.

Comments

Dejar una respuesta