Si te encuentras en la posición de tener que trabajar con tu pareja, seguramente habrás escuchado muchas veces que no es recomendable; aunque desde dentro parezca atractiva la oportunidad de poder compartir con ella en el ámbito profesional, hay muchos factores a evaluar.

Hoy te hablaremos de los pros y contras, esos que pueden servirte a la hora de tomar una decisión al respecto; sin embargo cada pareja es distinta y bien puede funcionar como no.

TRABAJAR CON TU PAREJA ¿ES BUENA O MALA IDEA

-Si la relación surge y ya trabajan juntos puede que sea más sencilla la adaptación. Sin embargo, debe haber mucha madurez para evitar que los roles se mezclen y establecer límites.

-La cosas suelen relacionarse, muchos aspecto laborales influyen en la vida personal, horario, conflictos, proyecto y satisfacciones; sin embargo deben asegurase de que los problemas laborales no se relacionen con los personales y viceversa. Recuerda que esto puede ser una ventaja, puedes obtener mayor compresión y apoyo de parte de tu pareja.

-División de tiempo, aquí se formará una delgada línea, no se debe confundir compartir la hora de almuerzo como parte del tiempo de calidad en pareja. Es importante cultivar momentos especiales y reforzar su intimidad, de lo contrario sin darse cuenta se verán sumergidos en la rutina.

-Falta de espacio, fuera de que verás a tu pareja más seguido, podrán compartir y tener más cosas en común. Esto también puede ser un poco asfixiante, ya que como individuos necesitamos de tiempo y espacio para nosotros mismos.

-La discreción será importante, no solo para no incomodar al resto o evitar inconvenientes sino también para resguardar su privacidad. Recuerden que no trabajan solos.

-Dejen el trabajo en el trabajo, eviten que éste se vuelva el centro de su relación. Mantengan el respeto, la comunicación y la confianza entre ustedes; y busquen el equilibrio.

EMEDEMUJER

Comments

Dejar una respuesta