Millennials

La verdad es que ser dueño de todo tu tiempo es una ventaja enorme, sin embargo, esto también es un arma de doble filo.

​El simple hecho de trabajar con una computadora es algo que se presta para muchas distracciones, más aún cuando se está afuera de una oficina sin un horario establecido ni páginas web restringidas.

Sin duda alguna, chequear las redes sociales, leer blogs y navegar internet son acciones que le restan productividad al trabajo que realizamos. Muchas veces solemos creer que estamos trabajando por el hecho de estar sentados en el escritorio, cuando en realidad estamos revisando cualquier cantidad de cosas ajenas a nuestras labores.

En este sentido, la primera recomendación para aumentar la productividad cuando trabajas desde casa es determinar un horario inclusive para responder Whatsapp, correos o revisar las redes sociales. Puedes establecer bloques de trabajo con sus respectivos descansos, de este modo podrás concentrarte mejor y por ende, no perder la secuencia del trabajo que estás realizando.

Otro aspecto importante es establecer un espacio idóneo para trabajar. Si bien es cierto que trabajar desde casa implica comodidad, el cerebro necesita comprender que está en modo de trabajo y no de descanso. Por lo tanto, no es recomendable realizar las labores en el sofá o la cama, al contrario, lo mejor es acondicionar un lugar de la casa para este fin; debe ser un espacio cómodo, que inspire y que esté libre de distracciones.

Para aprovechar mejor el tiempo es esencial que los días se planifiquen de acuerdo a las tareas que se tengan que realizar. Establecer metas mensuales y semanales es de gran ayuda, además, puedes probar varios métodos de organización con agendas y calendarios para ver con cuál te va mejor, de manera tal que al levantarte cada día tengas claro qué es lo que vas a hacer y te sientas motivado por cumplirlo.
Lo anterior no solo incluye aspectos relacionados con el trabajo, sino también con tus otras actividades, para las cuales debes apartar tiempo. Cabe acotar que una agenda tampoco es para cumplirla de un modo tan estricto, la idea es que tengas tiempo libre por si surge alguna salida inesperada o simplemente te provoca hacer algo diferente.

En la organización está la clave, de lo contrario, si dejas acumular el trabajo puede que te pierdas salidas y otras oportunidades para salirte de la rutina, ya que tendrás que quedarte haciendo el trabajo que dejaste para última hora.

Todos estos tips son de gran ayuda para ser más productivos al trabajar desde casa; recuerda que existe una gran diferencia entre estar ocupado y ser productivo, y nunca olvides tener presente tus metas, es decir, tomar consciencia de lo que haces y por qué lo haces, para ello, puedes crear un espacio en tu ambiente de trabajo que te ayude a motivarte día a día, una cartelera, por ejemplo.

La Cuadra Universitaria

Comments

Dejar una respuesta