El aroma de nuestra pareja o de un ser conocido y afín a nosotros puede ayudar a reducir los niveles de estrés, según revela un estudio de la Universidad de Columbia.

Según las investigaciones realizadas en el proyecto, las mujeres se sienten más tranquilas tras estar expuestas al olor de su pareja masculina y por contra, sus niveles de cortisol (la hormona del estrés) aumentan al estar ante el olor de un extraño.

A un total de 96 parejas de sexo opuesto se les realizó la prueba. A los hombres se les entregó una camiseta nueva para que las impregnaran con su aroma natural durante 24 horas, sin “contaminarlas” con otros olores como colonias, cremas, tabaco o comida.

Estas prendas fueron después congeladas para su preservación. Las mujeres, por otra parte, fueron las encargadas de olerlas y diferenciarlas, puesto que su capacidad olfativa está más desarrollada que la de los varones.

Comments

Dejar una respuesta