Las bajas temperaturas del invierno provocan un determinado efecto en tu cabello y puede ser que lo notes con menos brillo y vitalidad. ¡Tranquila! Tú puedes protegerlo y asegurarte de que permanezca sano y fabuloso toda la temporada.

1. Visita tu salón de belleza y pídele a tu estilista que te corte el pelo una media pulgada, mantendrás el largo, pero sanearás tu melena, que quedará libre de puntas abiertas.

2.  Un tip muy sencillo y efectivo. No abuses del agua caliente cuando laves tu cabello. El calor provoca la dilatación de las escamas de la cutícula del cabello y lo reseca, dándole un aspecto quebradizo. Dale a tu pelo un enjuague de agua fría al final de cada lavada ¡notarás la diferencia!

3. Limita el uso del secador y la plancha de pelo. Estas herramientas resecan tu cabello mucho más en la temporada de invierno. Evita los químicos y los tratamientos muy agresivos, como los permanentes.

Lea más en:

VANIDADES

Comments

Dejar una respuesta