Con 40 kilos y midiendo 1.68 metros de estatura, Lesley Hornby saltó a la fama y se convirtió en la imagen de la libertad, la belleza y el glamour casual, pero no fue hasta que se cambió el nombre a Twiggy que el mundo la ovacionó, la idolatró y la puso en un pedestal del que nadie podría bajarla jamás. Hasta la fecha ella es un referente en la moda y en la belleza con su par de enormes ojos azules, cejas pobladas, boca perfectamente bien definida y pestañas enormes. Pero si algo sobresalió del rostro de la pequeña y menuda modelo era su peinado, un corte que conocemos como pixie.

Ella solía llevarlo para rebelarse, se mostraba andrógina y contrastaba con la feminidad de sus pestañas. Por ello, el corte se popularizó dándole el crédito de la tendencia a la londinense que todos amaban. La decisión de llevar el cabello de esa manera surgió cuando ella decidió que sería diferente a todas las chicas que reinaban la moda y que le daban al mundo más de lo mismo. Ella estaba dispuesta a ser distinta y darle a la industria un toque especial que involucraba un corte de cabello único y casi exclusivo para rostros delgados y alargados. Lo cierto es que Twiggy lo volvió popular para todas, no sólo para un tipo de cara específico.

Con el pasar de los años hemos descubierto que cada forma en el rostro luce mejor con diferentes tipos de pixie, y estos han evolucionado para adaptarse a los rostros y contornos. ¿Sabes cuál es el que mejor te va?

::

Tipo mohawk

Este corte lleva el flequillo largo en punta y los lados ligeramente más recortados. Este estilo luce mejor en rostros en forma de corazón. El flequillo cubre la frente mientras que la punta con la que termina le da delgadez al rostro.

Capas largas

El propósito de este pixie es afilar el rostro, por lo que le va bien a caras redondas. Las capas largas se deben dejar caer por los costados, como si fuera un complemento del flequillo, éste es opcional, pero si tu frente es amplia, úsalo.

Pixie mullet

Éste suele llevar capas en la parte arriba con el fin de ser esponjadas a la hora del peinado y de dar un poco de volumen al cabello. Sin embargo, si las dejas crecer mucho o las peinas con plancha, dará la impresión de que tienes un mullet, por lo que podrás cambiar de peinado y estilo sin necesidad de cambiar tu corte de cabello. Éste es ideal para rostros cuadrados pues evade la mirada del mentón hacia el cabello.

Liso y con caída

Consiste en dejar un poco larga la parte delantera y peinarla de lado. Mantenlo liso o añade una onda que puedes hacer con la misma plancha alisadora. Es un peinado más clásico y sofisticado, pero no se sale de la tendencia.

Pixie tupé

Consiste en dejarlo muy corto y la parte de arriba un poco más larga, lo suficiente para que puedas jugar con él. Hazle un peinado diferente, páralo o aplánalo, no importa, siempre luce bien y te hará ver como una persona divertida y sin miedo.

Bowl cut

Este pixie asimétrico con flequillo a capas favorece a rostros cuadrados pero delgados. Es redondo pero puedes alisarlo, ondularlo o mantenerlo con su forma original peinándolo con un cepillo redondo y calor.

Rapado de un lado

Rapa todo tu cabello del lado de tu preferencia. Deja el otro lado largo para que se note que es un pixie. Péinalo con ondas o alísalo. Procura que el largo no lo esté tanto. Otra de las formas de llevarlo es rapado de ambos lados y peinado hacia atrás con un estilo punk.

Pixie muy corto

Es ideal para las facciones finas y delgadas. Si tu rostro es así, no dudes en llevar la cabeza casi a rapa, la diferencia es que las capas son muy pequeñas y muy marcadas, por lo que no peinarlo es lo ideal.

::

No tengas miedo de llevar un pixie cut, cualquier rostro puede lucirlo sin problemas. Hay un corte ideal para cada tipo de cara. El tipo de cabello tampoco es de relevancia si lo peinas adecuadamente y le dedicas tiempo a la actividad. Trata de llevarlo a mantenimiento con regularidad, cuídalo y recórtalo cuando sea necesario. Recuerda que no por realizarte un corte, éste se mantendrá sólo. Al igual que Twiggy, atrévete a llevar un look único que te haga especial y te mantenga en armonía contigo misma. Convierte tu peinado en tu característica propia.

CULTURA COLECTIVA

Comments

Dejar una respuesta