La exesposa del productor de Hollywood Harvey Weinstein, Georgina Chapman, tras varios meses de total silencio, contó para la revista Vogue, los momentos que vivió cuando leyó todas las acusaciones en contra del productor, reseñó El Sumarium.

Asimismo, dijo que encontró refugio en casa de unos amigos. Además relató: “Todavía no estoy bien. El otro día estaba subiendo unas escaleras y me vino a la mente todo lo que había pasado y es como si mis pulmones se quedaran sin aire”.

Por otro lado, manifestó que “ni siquiera quise ir a terapia, pensaba que no lo merecía ante el sufrimiento de tantas otras mujeres”.

Además recordó el primer artículo que hablaba de algo que pasó antes de que lo conociera, pero Chapman, indicó que luego de ese, “vino otro y otro, y tenía que apartar a los niños de él“.

Georgina considera que su exesposo llevaba una doble vida ya que se mostraba “muy carismático, muy inteligente. Recerdo que le pagó un tratamiento a la madre de un amigo mío que tenía cáncer de mama. Era maravilloso con sus hijos, con sus amigos, era mi confidente y mi apoyo”, reseñó Infobae.

Comments

Dejar una respuesta